245 metros cuadrados de plataformas sobre el agua para que el castillo de la mar se pueda disparar

10 febrero, 2015Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Este año no nos va a pillar el toro. El Ayuntamiento de Xàbia ha iniciado ya con nueve meses vista los trámites necesarios para que el cierre de las fiestas en honor a la Mare de Deu de Loreto termine como lo ha hecho desde sus  45 años de historia, hasta el año pasado: con un castillo de fuegos artificiales disparado sino desde la escollera, si desde la bahía.

En un comunicado el Consistorio ha informado que se ha iniciado el papeleo para que la dirección general de Costas autorice el disparo, ocho meses para que la quisquillosa administración general del Estado repase toda la documentación y pida toda la información necesaria para que llegue el verano y el permiso esté concedido. Imploraremos a la Mare de Déu de Loreto para que interceda y Costas no aplique con excesivo celo la normativa.

Ya en el pleno ordinario de enero, celebrado el pasado 22, el concejal de Fiestas, Juan Ortolá, explicó que tanto él como representantes de la Comisión de Fiestas habían mantenido los primeros encuentros con empresas que se encargan de instalar las plataformas de este tipo, que ya se emplean en otros puntos de la geografía alicantina, como es el caso de Altea.

Entonces, Ortolá apuntó que el Ayuntamiento estaba trabajando para buscar la solución cuanto antes y el alcalde, José Chulvi aseguró que en el calendario de festejos de carácter pirotécnico que se remite a la subdelegación del Gobierno cada año, «estaba incluido este castillo». Y remarcó «dispararse se va a disparar».

Plataformas sobre el agua 

Estas fuentes han destacado que se instalarán 5 plataformas de 49 metros cuadrados (en total se creará una superficie de 245 metros cuadrados). Del 6 al 9 de septiembre y a 150 metros de la costa. Desde el Consistorio han subrayado que «se cumple así las distancias de más 500 metros con respecto al Cap de Sant Antoni», la razón que obligó a la suspensión en 2014, la  aplicación de la ley de Montes de la Comunitat Valenciana desde que se quemó media montaña de Cullera por un castillo de fuegos que se disparó pese estar decretada la alerta máxima por riesgo de incendios y que provocó la imputación del alcalde de esa localidad valenciana.

El alcalde ha destacado que el castillo es una de las partes fundamentales del programa de festejos pero también lo es para «la hostelería de la zona y los miles de espectadores que cada año se reúnen en el paseo Marítimo de Duanes para disfrutarlo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.