Aduanas del Mar se engalana con motivo de las fiestas de Loreto y animada por la asociación Xàbia Port

3 septiembre, 2018Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

Las fiestas de la Mare de Déu de Loreto han alcanzado su ecuador. La celebración del Día de los Niños y de las Niñas marca el punto central de las celebraciones que encaran su última semana de su programación.

Este fin de semana, las actuaciones taurinas, el Baret y la intensa agenda del día dedicado a los más pequeños ha centrado toda la atención. También la puesta a punto de las calles, balcones y escaparates engalanados que participarán en el concurso que la asociación de comerciantes, Xàbia Port, ha convocado por segundo año.

Aduanas del Mar luce de forma más especial gracias a la labor de sus vecinos y vecinas que han dedicado su tiempo, creatividad y esfuerzo a engalanar pequeños rincones con los que contribuir al realce del núcleo marinero en una época en la que se convierte en punto de encuentro de propios y extraños. Cuesta reavivar antiguas tradiciones y, en ello, la asociación Xàbia Port puede desempeñar un papel encomiable a raíz de la iniciativa que comenzaron 2017.

Hasta el año pasado, los engalanados recorrían algunas pocas calles cuyos vecinos, motivados por engrandecer la fiesta, mantenían esta tradición tan típica en el municipio. Con la apuesta de los comerciantes y hosteleros, las distintas demarcaciones han visto reforzada su labor altruista con el aliciente del premio y se han animado establecimientos y particulares. El que crezca y se consolide en el tiempo dependerá de la perseverancia de la asociación y del auge de respuesta que tenga entre sus vecinos. Algunas de las calles con tradición engalanadora continuarán haya o no concurso y, posiblemente, muchos vecinos sigan embelleciendo sus balcones y escaparates a título personal.

Las fiestas de este año muestran trabajos nada desdeñables y llenos de colorido. Las calles que se han animado a participar son Bartolomé Ros y, de forma insólita, el pasaje de Cristo del Mar (frente a la bocacalle de Fray Jaime Ibáñez). La primera obtuvo el año pasado el premio a la calle mejor engalanada y sus creadores han revertido, íntegramente, el premio de 300 euros en el trabajo de este año que realiza un recorrido por la época medieval con dos partes diferenciadas: el interior del castillo y la aldea adyacente.

Un caballero da la bienvenida en uno de los extremos de la calle y anuncia la llegada de visitantes al castillo. Inmediatamente se accede al salón del trono de hierro (popular por la serie Juego de Tronos) repleta de banderas, lámparas y demás utilería medieval. Luego se sale de los muros del palacio a la aldea en la que se distribuyen distintas construcciones, una bruja presa dispuesta a la quema y un planetario que muestra el modelo geocentrista del universo en la Edad Media. Un trabajo de un mes en el que se los vecinos han invertido entre 4 y 5 horas, cuatro días a la semana y en pequeños encuentros. En su confección se ha utilizado material reciclado (plástico, cartón y madera; principalmente) y corcho, tela, pintura y goma eva.

La segunda calle es obra de la Penyeta Roja que celebra sus veinticinco años. Durante mucho tiempo, la Penyeta ha sido promotora del engalanado de la calle Virgen de Loreto. Ahora, con la nueva ubicación de su casal y con motivo de este aniversario; sus integrantes se han propuesto dar color a uno de los tramos más sombríos del núcleo marinero. Zona de paso para todos aquellos que visitan el Baret dels Bous y acuden a las sesiones de Bous a la Mar, el trabajo de inspiración hippie, llama la atención por su colorido y la alegría que transmite.

Una multitud de flores realizadas en goma eva y guirnaldas de coloridas cintas de tela de retales y prendas recicladas para la ocasión saludan la visitante. Las paredes están forradas con papeles de colores y los conocidos eslóganes de “Peace” y “Love” que se popularizaron con el movimiento hippie. Además, la Penyeta ha realizado guitarras en cartón, un photocall y una caravana con los que inmortalizar la visita. Al igual que sus compañeros de Bartolomé Ros, también han dedicado un mes de trabajo por las tardes-noches y en sus hogares y el groso del material utilizado es reciclado.

En el apartado de balcones encontramos distintas propuestas en la calle Cristo del Mar, la Plaza Adolfo Suárez y la calle Churruca; entre otros. La inspiración marinera es siempre la más recurrente para dar vida a los ventanales. También existen propuestas muy trabajadas como la catedral medieval que colinda con el engalanado de la calle Bartolomé Ros. Por su parte, los escaparates muestran mucho colorido. Los establecimientos del Estanco de Aduanas, Dolce Pecatto y Bruma Proyectos Educativos, entre otros; muestran su buen hacer mostrando diferentes aspectos de la fiesta como la devoción y religiosidad a la patrona, el castillo de fuegos artificiales, la pólvora y el carácter marinero.

Un año más, desde Xàbia al Día ponemos en valor el trabajo de nuestros vecinos y vecinas. Un trabajo que, cabe remarcar, es voluntario y surge de la iniciativa de reducidos grupos de vecinos con el fin de hacer disfrutar al resto y a los visitantes de su creatividad y su buen hacer artesanal. Los engalanados se encuentran a merced del traicionero tiempo de principios de septiembre y de las personas que no respetan el trabajo fruto de una excesiva curiosidad, falta de tacto, conductas incívicas y la genialidad etílica.

En algunas calles optan por apartar o guardar los elementos más delicados o más llamativos cada noche como medida de precaución dada la experiencia de otros años. Incluso, algunos vecinos deciden hacer guardia si escuchan mucho alboroto. Compartir y hacer que se respete esta tradición cultural no es sólo una obligación de sus creadores sino de todos. Llamar la atención, advertir de actos vandálicos e incluso frenarlos es tarea de todos.

Respectem i Compartim els Engalanats!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.