Joaquín Sorolla. Nubes de Jávea (1905. Museo Sorolla, inv. 526)

Algunas grandes embarcaciones pintadas por Sorolla en Xàbia

27 octubre, 2019Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Esta semana hemos podido disfrutar frente a las costas de Xàbia, como un velero bergantín con dos grandes mástiles de velas permanecía fondeado frente al cabo de San Antonio. Una estampa pintoresca que recuerda a otros tiempos de finales del siglo XIX. Un tiempo en donde bergantines, pailebots y otras embarcaciones de gran envergadura fondeaban a lo lejos del pequeño puerto de Xàbia a la espera de ser cargados con las cajas de pasa para llevarlas a Inglaterra o América.

El velero polaco Fryderyk Chopin fondeado frente al cabo de San Antonio

En Xàbia, los grandes señores de la pasa tenían sus propias embarcaciones para exportar su producto más exquisito, la pasa, e importar productos más exóticos y modernos como hierros fundidos, madera de mobila o productos coloniales como el azúcar o el café. Estas embarcaciones con nombres tan familiares y cercanos como MARÍA, LEONET, SULTANA, CAROLINA, ADELA o el más famoso de los pailebots que pertenecía a la familia Bolufer, el PEPE TONO1, fondeaban a lo lejos de tierra firme y junto al cabo de San Antonio.

En los momentos en que Sorolla disfrutó de sus estancias en Xàbia, esta estampa de ver grandes embarcaciones fondeando no le era para nada una novedad. Sorolla nació en Valencia, ha conocido su gran puerto desde niño, y desde muy joven ha dedicado muchas horas a pasearlo y pintarlo. Es frecuente encontrarnos en la etapa de formación de Sorolla, numerosos estudios o cuadros con una temática de marinas en donde las embarcaciones de muy diferentes tipologías son las protagonistas.

Joaquín Sorolla. Jávea. 1905 (Museo Sorolla, inv. 715)

Al estar pintando junto al puerto de Xàbia y pasear por su costa, Sorolla también se preocupó por realizar algún estudio en donde se reflejan estos grandes barcos a lo lejos. Un ejemplo lo podemos ver en la nota de color del Museo Sorolla titulada Jávea (1905, inv. 715) en donde dos mujeres, lo más probable su mujer Clotilde y su hija María, se encuentran sentadas en algún lugar de lo hoy es la Calle Caleta, mirando al horizonte bajo un día gris. A lo lejos se puede apreciar un velero de dos mástiles que se encuentra fondeado junto al cabo de San Antonio que es perfectamente reconocible.

En otra nota de color titulada Nubes de Jávea (1905. Museo Sorolla, inv. 526), Sorolla capta de una manera rápida lo que parece ser o bien una embarcación con dos mástiles o bien varias embarcaciones más pequeñas a lo lejos y con un fondo de nubes blancas.

 Joaquín Sorolla. Chico del sombrero (Detalle). 1905 (Colección particular)

En el fondo de la intensidad de un mar azul que Sorolla captó en el cuadro El chico del sombrero (1905. Colección partiular), también se puede apreciar algunas embarcaciones de varios tamaños fondeando en las aguas junto al cabo de San Antonio y entre ellas, un gran barco con un mástil con sus velas recogidas y un llamativo bauprés en la proa.

De nuevo una estampa del pasado se vuelve presente o a la inversa. Este es el regalo que ofrece Xàbia al día de hoy, a pesar de estar muy transformada desde que Sorolla u otros pintores la conocieron a finales del siglo XIX o principios del siglo XX, aún podemos apreciar imágenes que nos trasladan a otras épocas del pasado.

 

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

sorollajavea.wordpress.com

 

 

 

1 ESPINÓS QUERO, Antoni y POLO VILLASEÑOR, Fernando: “El puerto de Xàbia” en Xàbia Marinera. Memoria Gráfica. Xàbia: Comissió de festes Mare de Déu de Loreto. 1996.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.