Autoafirmación de lo bien que lo hago

15 febrero, 2011Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 2 minutos

La última nota de prensa de la Concejala de Cultura es la típica nota de prensa de autobombo y loa para justificar su trabajo de dos horas diarias en el Ayuntamiento, de lunes a viernes, y más aún, para justificar su sueldo de más de 1.500 euros mensuales. Podéis hacer el cálculo de a cuánto sale la hora trabajada para la cultura del pueblo. Qué sería de esta concejalía si no tuviera un concejal en la sombra.

Lamentablemente para Kika Gil, y yo la seguiré llamando así pese al DBC##1francescamientoDBC##1 de las notas de prensa, todo el pueblo es sabedor de que su política no difiere, salvo en algún aspecto, de la que practicaba su predecesora, a la que criticábamos con dureza los más de 3.000 euros mensuales por estar 8 horas al día en la concejalía, cuando no eran en la puerta de la Conselleria de Cultura. No ha puesto en marcha ningún programa cultural diferente, y para su desgracia, no ha conseguido dotar de contenido algunos de los edificios municipales que están vacíos.

Se montan exposiciones de facultades que no son ni siquiera valencianas, se reduce la programación del Jazz y se olvida la deuda del teatro -por no decir auditorio- que tiene la Generalitat con este pueblo. Por no hablar del edificio del Conservatorio, cuya construcción se ha producido durante el gobierno de Gil, pero que dejó contratado Vasbinder. Nada, la humildad de Gil no le permitió siquiera una mención a su predecesora, y en su intento por parecerse a ella ha derivado en un autismo irreconocible. La erótica del poder debe ser.

Y en su autobombo, recogido en la nota de prensa del ayuntamiento se olvida, como bien apunta un comentarista, de la comparación de los datos. O no los tienen o son horrorosos, si el incremento fuera destacado, allí aparecerían.

No se acuerda de los 45.000€ que se gasta en publicidad, pese a proclamar a los cuatro vientos que no hay dinero para patrocinar una agenda semanal o mensual, ni siquiera para publicitar el certamen musical más importante de este pueblo en esta revista con gran número de visitantes entre el público residente y por tanto potencial comprador de entradas.

Y no lo digo yo sino los datos objetivos que ella no quiere ver. Mientras, sí que hay dinero para un stand en una feria de las lenguas, con una promoción cuyo retorno es por lo menos cuestionable. Ésta es la herencia de Kika Gil. Di una mentira muchas veces para creerte que es verdad.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.