Balance sanitario

15 noviembre, 2011Por: Redacción

0

Una de las pocas cosas que hemos ganado con la gestión privada de la sanidad en la comarca es que la empresa concesionaria nos deleita cada año con su balance sanitario.

Un balance que seguramente deberá enviar a la Conselleria para que ésta le abone (si no paga a tiempo no es nuestro problema) el canon anual que ya supera los 100 millones de euros. 

En ese balance, Marina Salud ofrece un montón de cifras y asegura que gracias a ellos la Sanidad en la comarca ha mejorado. El típico truco barato de la Sanidad privatizada de aducir supuestas encuestas realizadas a pacientes que otorgan siempre notas altas a todos los servicios. El mejor valorado, el de obstetricia, con un 9.22, no sale ninguno por debajo del notable, lo cual no sé si es por la cocina de las encuestas o porque verdaderamente es así.

Llevaba tiempo queriendo escribir de esta empresa privada que en su segundo año de gestión ya saca beneficios (casi 1 millón de euros) y que ha amordazado a los profesionales sanitarios y también ha comprado a algunos periodistas de la comarca para evitar que se publiquen noticias negativas relacionadas con ella. Y en aquellas que salen con demasiados eufemismos, como usar el concepto de externalización (para no decir privatización) o reordenación (para evitar decir cierre de camas), entre muchos otros… 

La prueba de esto último fue el resurgimiento de las reivindicaciones del personal, que hasta entonces no sabíamos nada, tras el anuncio de la reprivatización del laboratorio, si utilizamos el concepto de la Intersindical Valenciana.

¿Cómo puede una empresa que tiene beneficios privatizar una parte de ella? Para generar más beneficios para sus accionistas. Y si alguien no sabe quienes son los accionistas, son la aseguradora sanitaria DKV y Ribera Salud (propiedad de la CAM y de Bankia). Aunque, claro, esos beneficios deberían revertir en todos los ciudadanos de la comarca porque al final es con ellos con quienes estos accionistas hacen negocio.

Otra de las cuestiones neutralizadas por el equipo directivo de la empresa Marina Salud es cualquier atisbo de reivindicación política respecto a las carencias en el servicio prestado. Tengo en la memoria, y siempre pongo el mismo ejemplo, los ocho médicos que venían de refuerzo en verano en 2005 y las quejas del Bloc entonces por la «mala atención» y la presión asistencial. ¿Qué ha hecho el Bloc en sus años de gobierno en Xàbia? Nada. Solamente reclamar que los residentes se empadronen para que Marina Salud pueda facturárselos a la Generalitat = para que una empresa privada pueda ganar dinero con ellos.

Me consuela saber que uno de los retos de Marina Salud para 2012 es cumplir con el Plan Construyendo Salud de la Generalitat y dotar a Xàbia con un Centro de Especialidades. Centro que se reclamó durante el gobierno de Moragues, pero que tras caer éste por la moción de censura, se dejó de reclamar. También podría reclamarse a Marina Salud que ponga un consultorio auxiliar durante el verano en el Arenal, ya que sucede lo mismo que en Moraira. Hay una acumulación de turistas. Pero eso que se podría hacer con el 10% de los beneficios de la empresa, no sé si lo veremos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.