Garzón y Falcciani flanquean al alcalde, José Chulvi tras las rueda de prensa que ofrecieron el viernes.

Baltasar Garzón y Herve Falciani clausuran el curso de verano sobre noticias falsas que acoge Xàbia

24 junio, 2019Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

El exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón y el ingeniero de Sistemas, Hervé Falcciani, fueron los principales protagonistas de la clausura del curso de verano sobre ‘fake news’ (noticias falsas) organizado durante el pasado jueves y viernes en Xàbia por la Cátedra de Transparencia de la Universitat Politècnica de Valencia.

Durante dos jornadas se produjeron numerosos talleres y ponencias alrededor de las noticias falsas y su impacto en las redes sociales, con conferencias a cargo de especialistas unievrsitarios, así como profesionales de medios que se han especializado en desmentir esas noticias falsas, como Newrtal (que colabora en los programas El Objetivo y Al Rojo Vivo de la Sext) o Maldita.es (que gestiona la web maldita hemeroteca o maldito bulo y que tienen microespacios en la destacados periódicos, webs e incluso radios)

En el transcurso de la clausuran los grandes protagonistas, al margen de los políticos que asistieron fueron el exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón y el ingeniero de Sistemas Herve Falcciani que saltó a la fama tras salir del banzo HSCB en Suiza y filtrar a las Haciendas públicas todos los nombres de las personas que tenían cuentas en esa entidad, lo que afloró un gran número de presuntos evasores fiscales..

Los dos protagonizaron una rueda de prensa Garzón aseguró que según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid el 86% de los españoles “no sabía identificar una noticia falsa de una verdad” y que otro análisis de una unversidad americana afirmaba que el 70% de los ciudadanos “considera mucho más importante una noticia falsa que una real”. Es lo que el exjuez calificó como “una especie de morbo por la desnaturalización de la noticia”.

Garzón se lamentó que en los últimos años ha habido una explosión de medios que “se nutre de este tipo de noticias” y apuntó que esto “no es algo nuevo de ahora” ya que en la época de Bizancio “también existía, sin embargo entonces no había internet”. El que fuera magistrado de la Audiencia Nacional recordó cuando en la prensa inglesa hubo “un cambio radical hacia el sensacionalismo pagar ganar cuota de mercado frente a los históricos tabloides”.

Hoy en día en los medios de comunicación “vale más el viralizar o conseguir un trending topic, antes que confirmar la veracidad de una noticia”. Y continuó “hay que conseguir dos millones de me gustas en una noticia, eso es lo único que vale”.

Asimismo citó otro ejemplo al referirse a los discurso de los políticos en campaña electoral, ya que según remarcó en el caso de Vox “4 de cada 5 mensajes de sus candidatos se basaban en noticias falsas”.

Ante este panorama, Garzón apostó por la educación desde los más pequeños “igual que les enseñamos a usar el móvil enseñarles herramientas para aprender a diferenciar” pero también porque el Gobierno central “cree un grupo de expertos para afrontar el tema de las fake news”, aunque reconoció que el no es muy partidario de “limitar la libertad de expresión”, pero si podría “establecer alguna sugerencia para minorar el daño que se puede hacer con las noticias falsas”.

Por su parte, Falciani, que es presidente de la Asociación Tactical Whistleblower, se encuentra
investigando con la UPV destacó que “el fenómeno de la conversión: cómo 2 millones de likes de una noticia se convierten en una compra de un producto o un voto en las elecciones. Medir la fuerza de este poder nos va a dar la posibilidad de lograr un antídoto”.

Falciani apostó por que el periodismo de ahora se debe centrar en los datos y la investigación y lo expuso con un ejemplo: “una noticia de que arde un camión en Venezuela, hay que investigar que hay detrás y porque por ese suceso sube el precio del petróleo”, algo que en el periodismo actual de la inmediatez se antoja complicado. El ingeniero también consideró que contestar o desmentir una falsa noticia “es ayudar a difundirla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.