Benitatxell culmina la ruta senderista de todo su litoral con la unión del Morro Roabit y la cala dels Testos

9 junio, 2020Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Poble Nou de Benitatxell ha creado una nueva ruta senderista que permite disfrutar del bello paisaje natural que conforman los acantilados de su recortada y escarpada costa. Se trata de un nuevo trazado hasta el Morro del Roabit que conecta con la cala dels Testos. La adecuación de esta nueva senda ha supuesto una inversión de 27.643,66 euros cuyo 65% proviene de una subvención de la Conselleria de Turismo que fue aprobada en agosto del año pasado.

El haber incidido en este paraje no es arbitrario ya que, dicho lugar, posee una impresionante panorámica con el Cabo de la Nao y la Isla del Descubridor al norte y el Morro Falquí y el Cap d’Or al sur. Un conjunto litoral de Xàbia y Benitatxell de gran impacto geográfico. Además, la intervención ha permitido mejorar y hacer más transitable el acceso que conduce hasta la cala dels Testos e instalar paneles informativos que explican las características de la ruta en varios idiomas.

Este nuevo itinerario supone la culminación de la red senderista que une todo el litoral poblero de norte a sur desde el Roabit, pasando por la cala dels Testos y el Moraig hasta llegar a la cala Llebeig.

La nueva ruta senderista dispone de dos recorridos. La primera y más completa da comienzo en la propia cala y, la segunda, a medio camino de la primera, tiene su arranque en Pueblo de la Paz situado en la Cumbre del Sol (junto a unas pistas de tenis y una antigua estación de Telefónica). En este punto, rodeando el exterior del viejo edificio y caminando recto se llega a un panel informativo desde donde se pueda admirar la panorámica del Roabit.

Más allá de su belleza paisajística, el Morro del Roabit posee un singular valor patrimonial dado que fue un punto estratégico para la vigilancia de las costas en tiempos de piratas corsarios con un enclave que permitía otear el horizonte por las noches y reforzar las torres vigías de Ambolo en Xàbia y el Cap d’Or en Moraira. De hecho, según fuentes municipales, en 1562, el ingeniero italiano Gian Battista Antonelli realizó un estudio de este sistema de vigilancia y señaló que el puesto del Roabit era el más débil de los tres y encomió la construcción de una nueva torre que nunca se llegó a ejecutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.