Bernabé Evangelista en su estudio de la calle de la Sangre, Valencia (Fotografía tomada por su nieto Ignacio Evangelista hacia 1990.

Bernabé Evangelista Pastor, el acuarelista enamorado de Xàbia y modelo de Sorolla

14 junio, 2021Por: Redacción

2
Tiempo de lectura: 5 minutos

Por David Gutiérrez Pulido. Ldo. Historia del Arte

www.sorollajavea.wordpress.com

Siguiendo en la línea de investigar y mostrar a los numerosos pintores que visitaron Xàbia para captar su paisaje y reflejarlo en sus obras, es bueno conocer una nueva historia, curiosa y llamativa, de un artista que estuvo vinculado a Joaquín Sorolla y a Xàbia. Se trata del acuarelista Bernarbé Evangelista.

Bernabé Evangelista Pastor (1900-1996) nació en el Cabañal de València. De familia modesta y trabajadora, creció entre la actividad constante de las barcas que llegaban a la playa arrastradas por bueyes y el mundo de la pesca. De niño ya tenía una gran afición por el dibujo haciendo sus estudios en un bloc de dibujo. Un día de verano de 1909, vio a Joaquín Sorolla pintando en la playa del Cabañal y, decidido, se le aceró con su bloc para enseñarle sus dibujos. Sorolla se sorprendió y mostrando su carácter valenciano, se dice que exclamó: “recollons ja está ací la competència”. En cambio, la hija de Bernabé, Amparo Evangelista; lo recuerda de otra manera. Según cuenta, su padre se encontraba pintando junto a su amigo Pepe Balaguer cuando se encontraron a Sorolla y éste exclamó estas mismas palabras.

Joaquín Sorolla y Bastida. Chicos en la playa (1909. Museo del Prado, Madrid, nº inv. P004648)

Otra de las anécdotas que Bernabé contaba a sus amigos y familiares era la de, cómo un día, estando en la playa del Cabañal jugando junto a sus amigos José Senent y Pascual Gimeno; Joaquín Sorolla les pidió que posaran para él tumbados a la orilla del mar para realizar un cuadro y ellos accedieron tomándolo como un juego. Pasado mucho tiempo, Bernabé Evangelista vio, con sus propios ojos, el cuadro Chicos en la playa (1909. Museo del Prado, nº inv. P004648) y se reconoció como el niño rubio desnudo del primer plano. El acuarelista José Francisco Rams Lluch, amigo de Evangelista, recuerda que les contó esta anécdota diciendo literalmente: “Sorolla nos pintó con el culo al aire, pero en realidad nosotros llevábamos trajes de baño”[1].

Fotografía de Joaquín Sorolla pintando Chicos en la playa en el Cabañal (1909. Autor anónimo)

Cuando tenía 11 años, Bernabé empezó a ganar un poco de dinero haciendo dibujos e iniciales para las bordadoras del Cabañal. En un momento de su vida, según nos comparte su nieto, tomó la decisión de viajar a París para formarse como pintor, pero la falta de idiomas, dinero y dificultades en la ciudad de la luz; le hizo estar tan sólo una semana y desistir de esta idea. Fue entonces cuando se dedicó a otras empresas y negocios sin perder la esperanza por la pintura. Solo cuando se jubiló, consiguió llevar a cabo su sueño matriculándose en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. Tenía 87 años cuando se matriculó en el quinto curso, y a la vez, acudía al Círculo de Bellas Artes a las clases nocturnas de dibujo con modelos en vivo. Su aspiración no era aprobar ni conseguir un título, sino disfrutar del aprendizaje de la pintura.

Bernabé Evangelista. Vista de embarcaciones de Jávea (1967. Colección particular)

Aunque pintó en varios estilos, la acuarela fue donde se sintió más cómodo. Fue miembro del grupo pictórico Olocau, dirigido por el pintor Francisco Val, junto a otros artistas como Juan Albandea, César Val, Rafael Gisbert o Manuel Ramírez; quienes se juntaban los sábados por la mañana y se reunían para pintar del natural. También tuvo un estudio propio en la tercera planta de un edificio en la calle de la Sangre en Valencia. Un estudio en donde las numerosas pinturas que realizaba, se mezclaban con otra de sus pasiones: la fotografía.

El xabiero Godofredo Cruañes Aracil, buen amigo de Bernabé, recuerda cómo le llamó la atención la colección de cámaras fotográficas de época en una de sus muchas visitas al estudio de éste. Esta pasión es la que ha heredado su nieto Ignacio Evangelista, fotógrafo profesional; que aprendió el arte de la fotografía gracias a su abuelo utilizando una de esas cámaras de principios de siglo. Igualmente, también fue un amante de los relojes de pared y de las antigüedades.

Acuarelas de Bernabé Evangelista con vistas desde el Parador y el Montañar I (Colección particular)

La vinculación de Bernabé Evangelista con Xàbia le viene de haber estado veraneando muchos años en el Parador. Aquí entabló una gran amistad con Jaime Cruañes Cholbi (1897-1970), aparejador de la Diputación de Alicante y del Ayuntamiento de Xàbia. Entre las numerosas acuarelas que aún se conservan, un gran número de ellas están dedicadas al paisaje local. Algunas fueron pintadas desde los jardines del Parador y otras en diversos rincones como el Puerto, el Montañar o el Arenal. Siempre, de temática paisajista y tomadas del natural. Muchas de ellas fueron expuestas y vendidas. De hecho, de esta forma fue cómo Godofredo Cruañes le descubrió tras ver unas acuarelas suyas y reconocer el paisaje xabiero en su última exposición de 1988 celebrada en el Círculo de Bellas Artes de València. De esta muestra, el autor vendió un total de 61 acuarelas de pequeño formato, muchas de ellas de Xàbia.

Acuarelas de Bernabé Evangelista con vistas del Puerto Deportivo, Cala Blanca y el Puerto (Colección particular)

Bernabé Evangelista falleció en 1996 a la edad de 96 años con la ilusión de haber cumplido su sueño de disfrutar de la pintura y dejando tras de sí, una abundante obra. Por su vinculación y estima a Xàbia, desde este medio nos hacemos eco de su persona y su obra recuperando la memoria de un pintor enamorado de los bellos paisajes que tanto orgullo nos producen y deseando que en un futuro, no muy lejano, su obra pueda ser reconocida y expuesta en el lugar donde tanto se inspiró[2].

 

[1] José Francisco Rams Lluch, “Bernabé Evangelista Pastor (1900-1996)”, Boletín Informativo de la Agrupación de Acuarelistas Valencianos, n. 12 (2008): 23-24.
[2] Un agradecimiento especial a Ignacio Evangelista (nieto de Bernabé Evangelista) y su familia, al acuarelista José Francisco Rams Lluch y a Godofredo Cruañes Aracil por compartir su experiencia personal y recuerdos sobre Bernabé Evangelista.

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

2 comentarios en “Bernabé Evangelista Pastor, el acuarelista enamorado de Xàbia y modelo de Sorolla

  1. Muy acertadamente, reseña David la personalidad de Bernabé Evangelista, un excelente artista, que siempre pintaba del natural. Era un hombre muy simpático y de mucha vitalidad, yo lo conocí siendo él muy mayor y yo joven, pero pese a la diferencia de edad hicimos buenas migas y nos vimos en bastantes ocasiones; estuve en su casa y en su estudio y él en la mía, en un viaje que hizo a Alicante, encontrándonos, casualmente, cuando sacaba unos bocetos de la iglesia de Santa Maria. Era un enamorado de Jávea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.