Blanca Pons Sorolla con uno de sus cuadros favoritos, de los pintados por su bisabuelo en Xàbia. "Clotilde y Elena en las rocas, Jávea" de 1905.

Blanca Pons-Sorolla: «Xàbia me inspiró para escribir hace 20 años la biografía Joaquín Sorolla, vida y obra»

11 octubre, 2021Por: Redacción

3
Tiempo de lectura: 7 minutos

El colaborador de XAD, David Gutiérrez Pulido, entrevista a Blanca Pons-Sorolla, bisnieta de Joaquín Sorolla tras recibir el premio Vila de Xàbia

 

Blanca Pons-Sorolla Ruiz de la Prada, es bisnieta del pintor Joaquín Sorolla y Bastida; nieta de la hija mayor del pintor, María Sorolla García y el pintor Francisco Pons Arnau; e hija del único hijo del matrimonio, Francisco Pons-Sorolla y Arnau. Además de varios cargos, es miembro del patronato de la Fundación Sorolla (Madrid) a lo que se suma su reciente cargo como patrona de la Fundación Bancaja (Valencia).

Es una enamorada y apasionada de la vida y obra de su bisabuelo y por ello, se dedica en cuerpo y alma a seguir investigando y conociendo los entresijos o cualquier detalle que esté relacionado con su vida o cualquier obra. De hecho, en la actualidad, es la única persona que puede certificar la autenticidad de una obra del pintor. Todo ese compendio de obras catalogadas una a una, darán forma al catálogo razonado de la obra pictórica de Sorolla en una publicación compuesta por cuatro volúmenes, además del ya publicado, Sorolla. Catálogo razonado. Colección de pinturas del Museo Sorolla (Ediciones El Viso, 2019). De ellos, los dos primeros verán la luz en breve.

Pero además de todo ello, Blanca Pons-Sorolla ha tenido y tiene, una relación especial con Xàbia y por ello nos vamos a acercar más a conocerla y saber de ella.

David Gutiérrez: En primer lugar muchas gracias por dedicarnos un tiempo para saber algo más de tí, de tu relación con Xàbia y por supuesto, de la obra de tu bisabuelo y la vinculación con este lugar. Xàbia conmemora este año el 125 aniversario de la llegada por primera vez de Sorolla y se ha otorgado el premio 9 d’Octubre a la Fundación Sorolla, actos a los has asistido, y que marca el arranque de varias iniciativas para recordar la figura de tu bisabuelo en esta población ¿Cómo has vivido este encuentro y qué opinión te merece todo lo que se está llevando a cabo?

 

Blanca Pons-Sorolla: Mil gracias, David. Este encuentro lo he vivido con verdadera emoción. Tuvimos, como no podía ser de otro modo, el típico día precioso de javea con un mar, una luz y un cielo que me enamoraron desde la primera vez que lo vi.

El acto de la entrega del “Premio 9 d´Octubre” del Ayuntamiento de Jávea a la Fundación Museo Sorolla en la plaza de la iglesia, en esa noche estrellada y como colofón con el concierto de piano de Marta Espinós, digna alumna de su maestro Joaquín Achúcarro, un concierto que dedicó a Sorolla con ocasión de la inauguración de la exposición “Sorolla and América” en 2013, fue un cierre espectacular.

Todo lo que se está haciendo para homenajear a Joaquín Sorolla, mi querido bisabuelo, lo agradezco en el alma, entre ellos la publicación de tu libro dedicado a las estancias de Sorolla en Jávea. Y todo ello sirve para estimular el recuerdo y seguir divulgando el gran artista y la gran persona que fue, además del amor que tuvo a esta tierra, la suya.

 

DG: Aunque no llegaste a conocer a tus bisabuelos en persona, sí que llegaste a conocer a tus abuelos María y Francisco. Tienes el apellido Sorolla y has crecido entre lienzos y vivencias familiares del pintor ¿Qué te supone llevar el apellido Sorolla?

B: Llevar el apellido Sorolla para mí es un gran honor, una felicidad y una responsabilidad, como lo es también llevar el primer apellido de mi padre Pons-Sorolla, que sus padres unieron para que no se perdiera el de su abuelo. Mi padre fue además de padre amantísimo mi gran maestro y el director de la entonces Fundación Museo Sorolla al sustituir en el cargo a su tío Joaquín Sorolla García a su muerte en 1948, el año que, precisamente, nací yo. Fuimos juntos patronos familiares en 1992 de la renovada Fundación Museo Sorolla, cargo que en adelante ya no pudo ejercer al padecer Alzheimer.

DG: ¿Cuándo fuiste consciente de la transcendencia e importancia de la figura de Sorolla en la historia del arte?

B: Siempre supe que era un gran pintor, tuve la suerte de nacer y criarme en la casa de mis abuelos rodeada de pintura, y de visitar desde niña el Museo Sorolla, que siendo la casa de mi abuela, sin embargo la sentí siempre como lo que ya era ya entonces, el Museo Sorolla.

A nuestra casa, además, acudían frecuentemente visitas interesadas por Sorolla de las más diversas procedencias, lo que lógicamente te daba idea de su reconocimiento.

Pero quizás ser consciente de la importancia de su figura en la historia del arte coincidió con el cambio de edificio “de párvulos”, del colegio Estudio en el que me eduqué, “al de los mayores”, en la Calle Miguel Ángel, muy cerca del Museo Sorolla, un colegio en el que se daba muchísima importancia a todo lo que fuera cultura… Tenía entonces 9 años.

 

DG: ¿Cuál ha sido o es tu relación con Xàbia, cuándo la conociste por primera vez y que impresión te causó sabiendo que tu bisabuelo la consideró como su paraíso?

B: Mi primera visita a Jávea, fue con 27 años, ya muy mayor, y fue un flechazo. Acababa de morir una hermana mía un año menor que yo, y para reponerme de tanta tristeza propuse a mi marido e hijos pasar unos días en Jávea, que solo conocía a través de la pintura de mi bisabuelo y de sus cartas ¡Nos entusiasmó!. Ese mismo verano mi madre quiso conocerlo y en el Tosalet compró una casita con una pequeña huerta de naranjos. Y a partir de ahí, cambiamos los veranos en Fuenterrabía y San Sebastián por los de Jávea… Allí todo me acercaba al mundo de mi bisabuelo. Y todo me transmitía ¡alegría y paz! Ese paraíso que fue también para Joaquín Sorolla. Mis hijos y nietos son unos enamorados perdidos de Jávea.

El verano del 2001, hace ahora 20 años, pasé tres meses en Jávea escribiendo la extensa biografía “Joaquín Sorolla. Vida y obra” en la naia de esa casita, con el olor del jazmín y del mar, contemplando pinos, palmeras y naranjos. Creo que si no hubiera sido por Jávea, me habría sido imposible escribir ese libro en tan poco tiempo.

 

DG: Tu abuela María aparece en bastantes cuadros que Sorolla pintó en Xàbia ¿Te llegó a hablar de sus recuerdos cuando estuvo en Xàbia de niña o quizás te trasmitieron algo tus padres?

B: Con mi abuela María pasamos una parte del verano anterior a su muerte en Denia. Era la primera vez que veraneábamos en el Mediterráneo, recuerdo las puestas de sol junto a ella en la playa. No puedo decir que me contase historias y vivencias de las estancias con sus padres en Jávea, porque no lo recuerdo, pero quizás si lo hizo, yo no era lo suficientemente mayor como para poder grabar esos detalles.

Mi padre conoció Jávea después de que yo y de que mi madre comprase la casita, pero de ahí en adelante hasta que enfermó sus veranos transcurrieron en Jávea, bañándose en las rocas y cuidando del jardín. Como ya ambos habíamos leído las cartas de Sorolla, los recuerdos y rememoraciones eran continuos. Con él visité por primera vez “La Sultana”, y sus encantadores propietarios nos contaron las historias que les habían transmitido sus antepasados. Pero él ni de niño ni de joven pasó temporadas en Jávea porque su madre era tuberculosa y lo que la convenía eran los aires de la sierra madrileña.

Mis conocimientos de la vida de Sorolla y su familia en Jávea, vienen de todo lo leído en los epistolarios a su mujer y a sus amigos, de las crónicas de época y de sus biografías en vida ,en las que Sorolla colaboró.

 

DG: Tú que eres una gran especialista en la obra de tu bisabuelo ¿Qué supuso la llegada de Sorolla a Xàbia y cómo influyó en la obra del pintor?

B: Es evidente que el deslumbramiento que a Sorolla le produjo Jávea en 1896, y que refleja en las cartas a su mujer, se tenía que manifestar en su pintura siendo como era un pintor “de aire libre”, y así ocurrió con El Cabo de San Antonio. Javea, que presentó en la Exposición General de Bellas Artes del año siguiente, obra a la que Blasco Ibañez dedica un magnífico artículo.

Su viaje en 1900, después de conseguir un Grand Prix en París en la Exposición Universal de ese año, dice mucho de lo que representaba para él la luz, el mar y el color de Jávea. Después de haber manifestado a su mujer en sus cartas desde París su afán de progreso y cambio en su obra, es significativo que hubiera escogido Jávea como lugar para pintar.

Si bien sus variaciones en el uso del color ya se venían manifestando, en 1900 y especialmente en sus obras de Jávea, ese cambio de gama tonal de su paleta a gama cromática, es absolutamente evidente, algo que en muy poco tiempo sería definitivo.

Y por ello, de nuevo en 1905, tras su éxito en el Salón de París de ese año con las obras Sol de la tarde de 1903 y Verano de 1904, que tuvieron una acogida increíble por parte de la prensa francesa e internacional, Sorolla tomó la decisión de presentar su primera y gran retrospectiva en París al año siguiente, y para ello necesitaba obra nueva. Por esa razón ese verano de 1905 se volvió a trasladar a Jávea, consiguiendo allí sus mayores logros hasta ese momento respecto del uso del color, de la representación de la luz, del movimiento, de los reflejos y las transparencias. Jávea le ofrecía, especialmente con su mar, todas las dificultades que a él le gustaban afrontar y de las que salió triunfante. Las obras pintadas ese verano, deslumbraron en 1906 en su exposición retrospectiva en la Galería Georges Petit de París.

DG: De toda la obra que tu bisabuelo pintó en Xàbia, sé que es difícil, pero ¿Qué cuadro escogerías?

B: Tengo que decir tres: El bote blanco, 1905, con los dos chavales agarrados a la cuerda del ancla, de una colección particular americana, y dos obras de carácter familiar, Niñas tomando el baño. Jávea, que se conserva en el Metropolitan Museum de Nueva York y en el que aparecen su mujer y sus hijas, y Clotilde y Elena en las rocas, Jávea, colección particular. Los tres de 1905.

 

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

www.sorollajavea.wordpress.com

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

3 comentarios en “Blanca Pons-Sorolla: «Xàbia me inspiró para escribir hace 20 años la biografía Joaquín Sorolla, vida y obra»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.