Altar con el cuadro de Nuestra Señora de los Ángeles. Xàbia (Imagen: https://www.ermitascomunidadvalenciana.com)

Breve análisis del lienzo de la Mare de Déu dels Àngels de Xàbia

2 agosto, 2021Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 5 minutos

BREVE ESTUDIO ICONOGRÁFICO DEL EL CUADRO DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES DE XÀBIA

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

www.sorollajavea.wordpress.com

En el día grande de las fiestas de Nuestra Señora de los Ángeles, imagen de devoción que se conserva en el santuario de Nuestra Señora de los Ángeles en lo alto de La Plana de Xàbia, hay que destacar la bella pintura de su altar haciendo un pequeño estudio iconográfico de lo que aparece representado.

Dice la tradición que el cuadro de Nuestra Señora de los Ángeles fue hallado por un cazador que, persiguiendo unos conejos, halló el lienzo en una madriguera o junto a un árbol y que este hecho motivó que se levantara allí una ermita en 1760 sobre los restos del antiguo convento de San Jerónimo, fundado en el siglo XIV.

Cuadro de Nuestra Señora de los Ángeles ante San Jerónimo.

La pintura al óleo sobre lienzo es anónima y por el estilo, los colores o la composición; se presupone que pueda tratarse de una pintura barroca de finales del siglo XVII. La iconografía que representa es la aparición de la Virgen María con el Niño a San Jerónimo tal y como se decía que eran las visiones del santo. Indagando un poco más en la iconografía y en los diversos elementos que se representan se pueden destacar otros elementos.

A la derecha se sitúa la figura de San Jerónimo, el cual, se encuentra vestido con los ropajes cardenalicios mientras un ángel -en la esquina inferior- sujeta el capelo de cardenal. Es habitual en las representaciones de San Jerónimo que, a veces, aparezca con esta vestimenta y aunque está considerado como uno de los Padres de la Iglesia, nunca llegó a ser ordenado cardenal, solo que el hecho de haber sido secretario del Papa San Dámaso ha hecho que se le atribuyan estos ropajes.

San Jerónimo se encuentra con un libro y una pluma en la mano. Esto recuerda a un aspecto destacable de su persona que fue la redacción de la Vulgata, es decir, la redacción de la Biblia traducida del griego y el hebreo al latín. Otro elemento iconográfico que aparece a los pies del santo es un león, que es el símbolo parlante del santo. La aparición del animal hace alusión a un pasaje en el que se cuenta que, estando el santo junto al río Jordán, se le apareció un león cojeando y San Jerónimo le sacó una espina clavada convirtiéndose así en un animal de compañía hasta su muerte.

Detalle de San Jerónimo / Maestro de Grossmain. San Jerónimo como cardenal (1498). Museo Thyssen-Bornemisza inv. 250(1932.2)

Por otro lado, junto al santo aparece un edificio o iglesia con tejado a dos aguas y un óculo, una arquitectura sencilla y austera que representa su labor fundacional de monasterios. Hay que recordar que la Orden de San Jerónimo se fundó en 1373 y el primer monasterio fundado en España fue el situado en lo alto del Cap de Sant Antoni en Xàbia desplazándose después, en 1392, a Gandía tras la incursión de piratas que arrasaron con el primer conjunto monasterial. Por lo tanto, aunque en la pintura pueda estar interpretada de una manera general al hecho de su labor fundacional puede que en este caso tenga un simbolismo más particular recordando la fundación del primer monasterio de la orden de San Jerónimo en España.

Frente a San Jerónimo aparece la representación de la Virgen María sedente con el Niño Jesús en su regazo. Esta aparición de la Virgen tiene que ver con los pasajes en los que se narran las visiones que el santo tuvo en su vida eremita en el desierto, incluida la aparición de la Virgen. Además, San Jerónimo fue un fiel defensor de la condición inmaculada de la Virgen. Esta condición de pureza aparece simbolizada en el cuadro a través de la flor del lirio que porta el Niño Jesús en sus manos.

Detalla del ángel en la pintura de Ntra. Señora de los Ángeles / Detalle del vestido de la Infanta Isabel Clara Eugenia de Alonso Sánchez Coello (1585-88) / Detalle de ángel con laúd. Virgen de la Esperanza con ángeles músicos (ha. 1603) de Juan de Sariñena.

Finalmente, la Virgen y el Niño se encuentran rodeados de numerosos ángeles, razón por la cual a este lienzo se le ha dado el nombre de Nuestra Señora de los Ángeles. Estos jóvenes celestiales aparecen representados bien con pequeñas cabezas con alas a los lados entre las nubes o bien como jóvenes adolescentes. El ángel que más llama la atención es el que está situado en el plano inferior, a mano izquierda, que aparece vestido con una túnica blanca con adornos de brocados dorados vegetales. Un tipo de vestimenta que está copiando un tejido de la época que viene siendo habitual en la moda femenina o eclesiástica desde el siglo XVI.  Por otro lado, ese mismo ángel está tocando un laúd, instrumento que tiene su origen en la época medieval introducido por los musulmanes y que se continuó utilizando a lo largo del Siglo de Oro apareciendo frecuentemente en representaciones celestiales en manos de ángeles.

Grabado de Nuestra Señora de los Ángeles. Sin fecha (Imagen: https://www.ermitascomunidadvalenciana.com)

Por último, indicar que existe una vieja estampa del cuadro elaborada de manera mucho más sencilla en la cual, aunque mantiene algunos rasgos de la composición del cuadro, se han eliminado muchos aspectos de la obra. Esta estampa va acompañada de una cartela a los pies que dice: “La Reyna de los Ángeles ven[era]da e S[an] Ant[oni]o D[e] L[a] Plana D[e] S[an] Ger[onim]o de la Villa de Jábea”. Esta cartela nos indicaría que el santo representado sería San Antonio y no San Jerónimo, pero obviamente resulta un error ya que los elementos que acompañan al santo no dejan lugar a dudas.

Quizás esto nos llevaría a pensar que el cuadro pudo estar, en su origen, ubicado en la antigua ermita de San Antonio fundada en el siglo XIV y cuyas ruinas se mantuvieron hasta los inicios del siglo XX. Contando con los periodos de desamortizaciones u otras incursiones, podría explicarse la leyenda de su aparición en una madriguera, pero ésta es sólo una interpretación sin fundamento.

Sea como fuere, la cuestión es que el cuadro se conserva y que por las características que ofrece la pintura y algunos elementos representados puede estar fechada en la segunda mitad del siglo XVII, un tiempo que coincide con el reinado de Carlos II (1665-1700).

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Un comentario en “Breve análisis del lienzo de la Mare de Déu dels Àngels de Xàbia

  1. Muy interesante artículo y análisis, gracias!
    Sólo creo que hay un dato incorrecto, pues si no me equivoco se trasladó el monasterio en 1388, y no fue a Gandia sino a Sant Jeroni de Cotalba, en Alfauir, visitable y muy recomendable, por cierto. Entiendo que Gandia está cerca, pero conviene mencionar el lugar y población concreta en un artículo tan bien documentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.