Cáritas Nuestra Señora de Loreto inicia un proyecto de refuerzo escolar con el apoyo de Caixabank

8 julio, 2020Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

CaixaBank y la Fundación La Caixa se suman al proyecto iniciado por Cáritas Nuestra Señora de Loreto por el que una treintena de escolares de Xàbia, de entre 6 y 12 años, dispondrán de refuerzo escolar durante este verano dotado de herramientas digitales. Se trata de una colaboración económica cuyo objetivo es potenciar la inclusión social de menores en situación de vulnerabilidad, favoreciendo la igualdad de oportunidades y respaldando las redes de apoyo como Cáritas.

El modesto proyecto iniciado desde la Parroquia del Mar busca aliviar la desigualdad educativa que existe en el municipio y que se ha acrecentado durante el confinamiento ya que muchas familias carecen de los dispositivos electrónicos necesarios para poder continuar su enseñanza de forma telemática. La propuesta de Cáritas busca introducir a estos escolares en el aprendizaje digital de forma progresiva y favorecer su integración social dado que, muchos de ellos, llevan -relativamente- poco tiempo en el país.

La iniciativa tiene lugar durante los meses de julio y agosto en el Centro Parroquial de Aduanas del Mar. Desde Cáritas apuntan que el verano “supone una gran oportunidad para fomentar que los niños y niñas sean agentes activos de su propio desarrollo personal a través de una educación no formal en la que se prioricen sus necesidades y preferencias y fomentando valores y actitudes de convivencia y cooperación.

Los profesionales que están llevan cabo esta tarea cuentan con las titulaciones requeridas y están especializados en hábitos y técnicas de estudio. Además, realizan tutorías con los padres y madres con la finalidad de mejorar, conjuntamente, los resultados académicos de los escolares.

Las actividades se han diseñado atendiendo a la normativa que la actual emergencia sanitaria exige y buscando establecer espacios seguros e higiénicos para voluntarios, técnicos, niños y niñas y familias. Se han señalizado las zonas de acceso, creado protocolos de desinfección de las aulas, ventilación, uso de mascarillas, mantenimiento de la distancia física y proporcionado kits individuales de material higiénico y escolar.

Se ha establecido un plan de contingencia y vigilancia para la prevención e identificación de casos de COVID-19. Los grupos son homogéneos y están formados por un máximo de 10 personas, incluyendo a los educadores, que sólo pueden interactuar entre sí. Esta decisión pretende evitar la propagación del virus en caso de que pudiera darse un caso de contagio dentro de cualquiera de los grupos. Asimismo, las familias deben realizar una declaración responsable sobre la salud de sus hijos e hijas en los 14 días previos al inicio de la actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.