Clausura de la Escola de Pares del IES Antoni Llidó

15 abril, 2016Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

L’ Escola de Pares del IES Antoni Llidó de Xàbia cerró jueves por la noche el ciclo de conferencias de la cuarta edición que ha llevado a cabo a lo largo de estos últimos seis meses. Josep Vanyó i Tudela, profesor de Valenciano del IES Profesor Broseta de Banyeres de Mariola, quien cuenta con una larga trayectoria dedicada a las diferentes vertientes vinculadas al campo de la educación, deleitó a todos los asistentes con un monólogo sobre los límites de la adolescencia con dosis de humor.

A la clausura asistieron diferentes representantes del mundo político y educativo que apoyan a este tipo de actividades tan fructíferas para el colectivo de padres y madres de los diferentes centros educativos. Entre los asistentes mencionar a José Chulvi, alcalde de Xàbia; Josep Lluís Ribes Ros, Subdirector General de Innovación, Evaluación y Calidad Educativa; Toni Vaquer, Jefe del Servicio Territorial de Educación de Alicante; Raquel Vicedo, Alcaldesa de Alfafara; Montse Villaverde, Regidora de Educación y Vicent Chorro, Director del IES Antoni Llidó.

Con “Los límites de la adolescencia: monólogo en clave de humor sobre padres e hijos”, Josep Vanyó hizo reflexionar sobre una etapa vital compleja de los hijos e hijas y que, a menudo, hace sacar de sus casillas tanto a los progenitores como al profesorado. En esta etapa de transición entre la infancia y la edad adulta, la juventud consolida actitudes y reivindica autonomía de actuación. Tanto chicos como chicas quieren afianzar su personalidad y suelen hacerlo por oposición a los adultos que los rodean. Desgraciadamente, este hecho comporta situaciones conflictivas, en casa y en los centros educativos, y muchas preocupaciones a los padres, madres y a los docentes.

Los ponentes de la última charla de l'Escola de Pares del IES Antoni Llidó
Los ponentes de la última charla de l’Escola de Pares del IES Antoni Llidó

Es cierto que los padres viajan por una senda agridulce, con todas las penas y alegrías que comporta criar. Y como muy bien explicó Vanyó “La adolescencia, como el sarampión, se tiene que pasar y que no nos falte la paciencia y el humor a la hora de afrontarla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.