Condenan a los secuestradores de Antoni Llidó

30 noviembre, -0001Por: Guiomar

1

La Corte de Apelaciones de Santiago ha condenado a siete años de prisión a cuatro de los militares acusados del secuestro del sacerdote javiense, Antoni Llidó, durante la dictadura de Pinochet en Chile.

El jueves pasado el tribunal chileno tomó esta decisión que ratifica el fallo judicial de septiembre del 2008, en el que sin embargo, fueron absueltos otros tres agentes cuya participación en los hechos no se pudo acreditar.

Llidó llegó a Chile en julio de 1969, donde ejerció como sacerdote en la localidad de Quillota. Tras el golpe de Estado de 1973, se vinculó aparentemente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que combatió contra la dictadura.

El 1 de octubre de 1974 fue detenido por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), la policía secreta del régimen, y trasladado a un centro de torturas y luego a un campo de concentración, del que fue sacado el 25 de octubre de ese año, momento a partir del cual se pierde la pista del sacerdote.

Antoni Llidó contaba entonces con 38 años, aunque sus restos aún no han sido hallados, como ocurrió con otras 1.194 personas que figuran en los informes oficiales como detenidos desaparecidos durante la dictadura de Pinochet, que duró entre 1973-1990.

La sentencia también ordena al Estado chileno al pago de una indemnización de unos 188.000 dólares a Pepa Llidó, hermana del sacerdote y parte personada en la causa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.