Cuestionario: Per Una Xabia Sostenible: José Chulvi

20 mayo, 2019Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 7 minutos

Este es el primer cuestionario de respuestas a las preguntas elaboradas por Per Un Xàbia Sostenible (PUX) que sobre desarrollo sostenible y medio ambiente: José Chulvi.

Hay demasiada dependencia del turismo y la construcción. ¿Cómo diversificarás la economía?

A la hora de analizar la realidad económica de Xàbia hay que fijarse en dos factores. El primero de ellos es que nos encontramos en una situación positiva: la tasa de empleo en la Comunitat Valenciana está por encima de la media española. Y Xàbia está por encima incluso de la media valenciana. También en renta per cápita y creación de nuevas empresas. Es decir, no podemos ser triunfalistas ni relajarnos, pero hemos de admitir que la situación general es positiva. Ahora bien, como decís, hay retos que deben abordarse.

Para atraer nuevas inversiones hay un factor básico: la estabilidad política. Nadie quiere arriesgar su capital en ambientes inseguros, divididos o crispados. Y nuestro gobierno ha posibilitado la época de mayor estabilidad política que ha conocido Xàbia en décadas. Así que lo primero es seguir así: ofrecer la certeza de un gobierno cercano y transparente, que gestiona bien y que ofrece estabilidad.
En segundo lugar hemos de conocer nuestras fortalezas y crecer alrededor de ellas. En Xàbia la principal industria es la calidad de vida. Por eso cuando protegemos 8 millones de m2 en el Plan General estamos preservando aquello que nos hace únicos y atractivos. Cuando lanzamos programas de atracción de talento como Ambaixadors Plus, o dinamizamos el ambiente de los emprendores locales con el proyecto Beers&Bytes, cuando nos postulamos como eje del nuevo Distrito Digital, cuando canalizamos planes autonómicos como Avalem Joves o abrimos un nuevo coworking… lo que estamos haciendo es poner nuestros valores de siempre (talento, paisaje, cultura, medio ambiente, calidad de vida, cohesión social, convivencia, seguridad…) en un escaparate de inversión innovadora global. Nosotros tenemos un enorme respeto por los sectores tradicionales de nuestra economía, que son los que nos han traído juntos hasta aquí, pero vamos a apostar por una apertura hacia los nuevos campos de inversión a partir de lo que nos hace únicos.

La agricultura y la industria tradicional son hoy en día actividades marginales. ¿Deberían promoverse estos aspectos? ¿Si es así, cómo

Sí, claro. Agricultura y pesca por un lado son fundamentales tanto por su valor económico, como por el social y ambiental. Para favorecer su mejora hemos apoyado desde el Ayuntamiento planes como Pescaturisme, la protección de los fondos marinos, la recuperación de artes tradicionales o la lucha contra la pesca furtiva. En el campo ya tenemos el acuerdo de cerca del 30% de los terrenos agrícolas para poner en marcha el plan de reutilización de aguas depuradas par el riego, y en esta legislatura queremos completar ese ciclo. Y para la industria, este gobierno ha sido el primero en conseguir dar los pasos definitivos para el nuevo polígono industrial. Como decíamos antes, el sector turístico y de servicios son estratégicos, pero no pueden ser los únicos. Las economías de “monocultivo” son más débiles y nosotros hemos de estar preparados para generar riqueza a través de diversos canales y en cualquier circunstancia económica.

Necesitamos movilidad sostenible para estructurar la ciudad. No todo debe ser vehículo privado. Debe corregirse la gran dependencia que ahora mismo existe del coche particular. ¿Estás de acuerdo en que esto es un problema? Si es así, ¿cómo lo resolverás?

Todas las ciudades importantes, sobre todo aquellas gobernadas por partidos progresistas, apuestan por hacer la transición del vehículo privado al transporte sostenible. Es un reto fundamental para luchar contra el cambio climático y para la seguridad, pacificación y convivencia de nuestros lugares de residencia. En ese sentido estamos convencidos de que el futuro pasa por replantear el papel del coche privado, efectivamente.

Ahora bien, las ciudades de menos de 50.000 habitantes (como Xàbia) no pueden negociar individualmente su transporte público, sino que es un pliego autonómico en el que se concretan áreas mayores. Lo que sí podemos hacer es negociar bien dentro de ese paquete conjunto para tener mayor frecuencia de paso, nuevas líneas, etc. Y eso se está haciendo desde hace meses. Además hemos rebajado al máximo los impuestos para los vehículos eléctricos y se han planificado puntos de recarga; se han llevado a cabo con éxito experiencias como el trenet a la Granadella, se ha hecho mantenimiento de carril bici, se ha facilitado la implantación de una empresa de alquiler de bicicletas… es un camino complejo y un reto global, pero está en el centro de nuestra agenda.

Necesitamos reactivación de recursos patrimoniales para la cultura local. Historia para todos. Todavía queda mucho patrimonio por recuperar, especialmente las casas señoriales del siglo XIX en el casco antiguo que ahora languidecen. Pero no sólo con fines turísticos sino sobre todo para reactivar la cultura ciudadana, de los vecinos. ¿Estás de acuerdo en que esto es un problema? Si es así, ¿cómo lo resolverás?

Sí, por supuesto, la valoración y mantenimiento de nuestro patrimonio histórico, etnográfico y cultural es una parte básica de la buena gestión. Nostros decimos que la sostenibilidad tiene tres ejes: ambiental, económico y cultural. Desde las concejalías de Cultura y Patrimonio se ha hecho un gran trabajo en estos ocho años: se ha mejorado el riurau d’Arnauda, se han recuperado los antiguos cuarteles de carabineros, se ha iniciado el proceso para abrir el refugio antiaéreo del puerto… y desde Urbanismo se han puesto en marcha medidas de protección cultural de nuestras muestras arquitectónicas tradicionales.
En todo caso hay que diferenciar los inmuebles públicos de los privados. En el segundo caso, el Ayuntamiento hace un seguimiento serio de la obligación de los propietarios de mantener las fachadas en condiciones. Ahora bien, los procesos adminstrativos son largos (porque así lo marca la Ley, no porque nos guste) y en ocasiones es complejo encontrar a los dueños (a veces son empresas desaparecidas, herederos ilocalizables…) y todo se vuelve un poco más complicado. En el caso de los edificios públicos, nosotros ya hemos manifestado nuestra intención de rehabilitar la Casa Candelaria con fondos provinciales y de convertir el Central Cinema en Central Jove. Sabemos que hay mucho por hacer, pero cuando llegamos al gobierno en 2011 encontramos una deuda de 43 millones de euros. Ahora, con esa deuda a 0, todo es más factible.

Entornos como l’Arenal han sufrido «injusticias históricas» en lo que se refiere a recursos públicos –que siempre han beneficiado más al casco histórico o al Puerto– y necesitan más inversiones, mejores dotaciones sociales y sanitarias –como un centro de salud del que hasta sólo goza en verano– así como mejorar su acceso con el resto de Xàbia. Otra zona que sufre problemas de marginación social es Jávea Park. ¿Estás de acuerdo en que esto es un problema? Si es así, ¿cómo lo resolverás?

Para nosotros todos los vecinos de Xàbia son igual de importantes, vivan donde vivan y vengan de donde vengan. Por supuesto que el Arenal necesita mejoras, pero en estos ocho años se ha producido la renovación del paso David Ferrer, cambios de farolas a nuevos dispositivos LED, se está haciendo una ambiciosa reforma en la Avenida Ultramar, se han mejorado las medidas de seguridad frente a emergencias, se ha abierto y dotado de contenido el Cívic Punt, y se ha traído (¡por primera vez!) un ambulatorio para dar servicio a la zona. Ahora, como indicáis, nuestro objetivo es que ese ambulatorio esté abierto todo el año y dé servicio al barrio. En cuanto a los accesos, los trabajos en Avenida Augusta y en las calles paralelas a la Avenida del Mediterráneo favorecerán el tránsito Arenal-Puerto-Casco Histórico. Y también el nuevo puente de Triana, cuyo proyecto vamos a recuperar ya después del abandono de la empresa que debía hacer la obra. Además, una medida esencial de nuestro programa electoral consiste en abordar una obra ambiciosa que resuelva de una vez los problemas de inundaciones de toda el área. Esas inundaciones son el resultado del urbanismo caótico con el que acaba nuestro Plan General. Y hemos de dar una solución a la seguridad de los vecinos.

Debemos crear estrechar vínculos con el medio natural. Que la ciudad deje de ser una amenaza para el medio ambiente (Motos de agua, aparcamientos…). Conciliando la relación entre la ciudad construida y el territorio que la rodea, reduciendo la presión de los aparcamientos sobre la primera línea de playa y recuperando las sendas periurbanas. ¿Estás de acuerdo con este punto de vista? Si es así, ¿cómo resolverá este problema?

Uno de los ejes de nuestra acción de gobierno en estos años ha sido precisamente este. Xàbia es hoy un referente de gestión sostenible en la Comunitat Valenciana. Y en 2017 lideramos el debate en todo el ámbito mediterráneo con el encuentro Xàbia Fòrum. Nosotros hemos dado el giro de la promoción turística (traer más y más gente) a la planificación turística (cambiar más por mejor, y preferir hacer nuevos vecinos a solo turistas de paso). Hemos lanzado la protección de las cuevas marinas y el balizamiento todo el año de la Grava, más boyas ecológicas en el litoral sur para proteger la posidonia oceánica, un plan general que preserva nuestros enclaves naturales más valiosos, colaboración con los marineros y con la Fundació Oceanogràfic para la divulgación y defensa del medio marino, protección de las sendas de les pesqueres, reintroducción del águila pescadora en el Montgó, un plan antiincendios como no ha tenido nunca Xàbia para defender la masa forestal y a las personas que viven allí… y con el Ministerio de Medio Ambiente y la Conselleria estamos preparando una norma de gestión litoral que respete todos los usos y los haga compatibles con la conservación. También con el Parc Natural del Montgó se ha trabajado para la protección de la Cova Tallada.
Además, nuestro objetivo en esta legislatura es acabar de una vez con la barrera de coches del montañar y devolver esa franja litoral al uso de las personas.
También quiero recordar que hace pocos meses, todos estos trabajos nos valieron el premio de la Agencia Valenciana de Turismo al Turismo Sostenible.

Debemos trabajar hacia un gobierno electrónico centrado en la atención ciudadana. Superando las barreras lingüísticas. Se pretende seguir mejorando el uso de los TIC y de la tecnología para mejorar las relaciones entre la ciudadanía y con la administración, mejorando la información pública y superando «las barreras lingüísticas» que separan a la gente mayor de origen extranjero. ¿Crees que se ha avanzado? ¿Cómo se puede mejorar esto?

Nuestra administración ha mejorado mucho en ese sentido. Contamos con la OAC (Oficina de Atención al Ciudadano) que centraliza de forma rápida y ágil cualquier gestión con la administración. Y en la página web municipal se ha implantado el portal de transparencia para conocer los requisitos y estado de trámites en cualquier momento, así como documentación relevante para la ciudadanía. También existe la herramienta Xabia Connecta, que permite que cualquier persona, solo con su teléfono móvil, pueda informar de desperfectos urbanos, seguir el estado de su queja, etc. Asimismo, dentro de la OAC está el Help Desk, en el que se se atiende en diferentes idiomas, además de los oficiales de la Administración que son el castellano y el valenciano.
Y en diferentes áreas del Ayuntamiento, como Alcaldía sin ir más lejos, se hace un esfuerzo por atender en inglés y en alemán.
Somos conscientes de que Xàbia ha de ser un gran proyecto de convivencia internacional y que el idioma no puede ser nunca un obstáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.