Deborah Carter derrocha simpatía y su poderosa voz en la actuación final del XI Xàbia Jazz

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La cantante, compositora y creadora estadounidense Deborah Carter puso al público en pie en el último concierto del festival Xàbia Jazz 2011, con su estilo personal y versiones de clásicos del jazz y baladas de los Beatles.

Carter, una de las vocalistas de jazz más excitantes en la escena europea actual, derrochó simpatía y su magnífica voz, metiéndose a los espectadores en el bolsillo, no sólo por su música, sino también por la cercanía que mostró al describir sus canciones en castellano e inglés y al reconocer el esfuerzo de los organizadores del Xàbia Jazz y todas aquellas personas que han ayudado que este festival sea tan exitoso, con un total de 6.000 espectadores a lo largo de los cuatro días de conciertos.

Y es que desde que el saxofonista javiense Kiko Berenguer dirige el Xàbia Jazz, el certamen, que este año cumple su undécima edición, ha dado un salto de calidad, y todos los días de concierto mantienen un mismo nivel. Así lo ha reconocido la concejal de Cultura, Empar Bolufer, «todas las noches ha estado muy bien, no ha habido ningún día flojo, sino que la calidad de los artistas ha hecho que se llenaran todos los conciertos y se han vendido más entradas que otros años».

Cuatro días de conciertos que no han defraudado y que han ofrecido diferentes tipos de jazz para todos los gustos. El primer día, fueron el contrabajista Javier Colina y el harmonicista Antonio Serrano quienes abrieron el telón del festival, sorprendiendo al público con su virtuosismo y sus fusiones rítmicas que conjugan el jazz con diversos sones latinoamericanos.

El viernes la Big Band del neoyorquino Bob Sands, muy conocida en Madrid, ya que está compuesta por músicos españoles, deleitó con su sonido limpio y moderno y un repertorio lleno de clásicos del jazz, con composiciones de Count Basie, Duke Ellington y Thad Jones entre otros.

El sábado fue el turno del israelí Amos Hoffman, traído de la mano de Casa Mediterráneo, quien presentó su último trabajo, «Carving«, en el que mezcla los lenguajes de la guitarra y el laud y los ritmos de occidente y oriente. Un concierto en el que destacó, además de los vibrantes compases mestizos, la increíble velocidad del contrabajista, que luego confesaría que aún puede tocar más rápido, sólo que el instrumento no era el suyo, sino prestado.

El buen ambiente del jazz continúa este mes de agosto por la calles de Xàbia Histórica a través de sendas exposiciones en Ca Lambert y el Museo Soler Blasco, además de en los espacios de arte y escaparates de los comercios del pueblo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.