Dos voluntarias de RAMA, la Guardia Civil y dos residentes pasan la nochevieja junto a una perra atropellada

6 enero, 2019Por: Carlos López

0

Dos voluntarias de Rescate Animal Marina Alta, dos agentes de la Guardia Civil y dos residentes británicos pasaron la nochevieja, cuando todo el mundo estaba pendiente de las uvas o del traje de una presentadora, preocupados por el mal estado de una perra de cinco años que había sido atropellada. El atropello fue mortal, ya que la perra no pudo superar las graves lesiones.

El suceso se produjo sobre las 22.30 de la noche en la carretera de Jesús Pobre. Kora, una pastor alemán, se había escapado de su casa, un coche la atropelló y se dio a la fuga. Pero otro coche, que vio el accidente se detuvo a atender a la mascota. Eran dos residentes británicos. Llamaron a la Policía Local y al veterinario municipal, les dijeron que tenían que llevarla a la perrera municipal que había unas jaulas que están abiertas para los rescates nocturnos de mascotas. A la zona si acudió una patrulla de la Guardia Civil, que junto a la pareja decidió trasladar a la mascota a la perrera.

Al llegar a la perrera, comprobaron que estaba todo cerrado y las llamadas para que la abrieran fueron infructuosas. Mientras, los rescatadores pidieron ayuda a través del grupo de facebook Javea Connect, publicaron un mensaje y al instante dos voluntarias de RAMA se levantaron de su cena de nochevieja y acudieron a la perrera.

Estos residentes no querían dejarla allí en la puerta, el estado de salud de Kora era muy preocupante, no tenía lesiones a la vista, pero le costaba mucho respirar, así que decidieron trasladarla al cuartel de la Guardia Civil para así por lo menos darle calor, agua y comida. En la sede, las voluntarias de RAMA le hicieron un primer chequeo, y comprobaron que las lesiones del accidente fueron muy graves. Así que contactaron con la veterinaria que colabora con la asociación. En lo que esta especialista llegaba al cuartel, la perra dijo que no podía más y falleció.

Kora fue traslada esa noche a la clínica, y tras leer el chip, las voluntarias de RAMA contactaron con su familia para darles la peor noticia que podían recibir el adiós de su fiel amiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.