Editorial: Un cuerpo policial dimensionado a Xàbia

3 octubre, 2018Por: Carlos López

0

Ha estado valiente el jefe de la Policía hoy en su discurso durante la celebración del día de los Ángeles custodios, reclamando más personal. Es cierto, la Policía Local necesitaría en el escenario ideal que esas 23 plazas que están vacantes desde el principio de los tiempos fueran cubiertas. Así el cuerpo tendría 75 plazas.

En XAD hemos seguido de cerca la evolución de la plantilla de la Policía y hemos recogido las necesidades que hay, de hecho, cuando se abrió la última convocatoria para cubrir de forma fija una de las 11 plazas de agentes interinos, se presentaron 73 personas. Y es que los interinos es otro problema, debido a que al ostentar esa condición no pueden llevar un arma.

Junto a estos interinos, con el paso de los años los agentes entran en una edad en la que pueden solicitar la llamada segunda actividad. Eso obligaría a situarlos en tareas administrativas y a sacarlos por ejemplo de formar parte de las patrullas por la calle. Es un derecho que tienen y algunos en Xàbia podrían pedirlo. Esta es otra de las preocupaciones de los políticos locales: supondría tener menos agentes en la calle.

La estabilidad es fundamental en el cuerpo de Policía para prestar el mejor servicio, pero por más empeño que le ponga el jefe de la Policía, la concejala de Seguridad y la de Personal, la interventora es inflexible. Parece extraño pero se deberían poder sacar de golpe las 23 plazas libres, si están vacantes, y año tras año se incluyen en los presupuestos de la concejalía de Seguridad ¿por qué no salen a concurso?.

Pero no es cuestión de la interventora, es cuestión de más arriba. De la Ley que impide contratar más personal en las administraciones locales, que fue aprobada en 2012, en un contexto generalizado de crisis de todo el país.

Bien hará la concejala en aprovechar la coyuntura política actual para tratar de sacar adelante medidas para la estabilidad de la plantilla de la policía, por el bien del cuerpo pero también por de todos los que nos beneficiamos de su servicio cada día, llueva, truene, nieve o haga una ola de calor. Sin duda, la primera debería ser sacar esas plazas fijas de agente, sino todas aquellas que permitan que toda la plantilla sea fija y los interinos sean un porcentaje mínimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *