El 78% de los corales en el litoral alicantino se muestra afectado por el cambio climático

25 diciembre, 2019Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Se han estudiado 307 colonias de coral de Cladocora caespitosa y Oculina patagonica

El 78% de los corales en el litoral alicantino se muestra afectado por el cambio climático, un proceso que provoca, además, que el 42% de la superficie de estas colonias esté afectado por el blanqueamiento, un fenómeno causado por el calentamiento de las aguas que produce el debilitamiento o la muerte de las colonias de corales madreporarios. Así se desprende de los primeros resultados del estudio que está desarrollando el Instituto de Ecología Litoral para conocer los efectos del cambio climático en estos espacios naturales de la región levantino-balear, que ha dado a conocer la Diputación en un comunicado.

El proyecto, desarrollado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica, se está desarrollando en las zonas de Ifach, Serra Gelada y litoral de la Marina Baja, Cabo de las Huertas y Tabarca y refleja, en sus primeras conclusiones, una afección muy elevada tanto en el número de colonias como en la superficie afectada por el fenómeno del cambio climático.

De esta forma, durante el pasado verano se estudiaron 307 colonias de las especies de coral Cladocora caespitosa y Oculina patagonica, mostrando unos resultados preliminares que evidencian que el 78% de las mismas se encontraba afectada por el blanqueamiento, fenómeno que, debido al aumento de la temperatura del mar, provoca que los corales expulsen sus algas simbiontes o zooxantelas al desarrollarse determinadas bacterias patógenas, con el consiguiente debilitamiento de la colonia o muerte de ésta.

El porcentaje promedio de afección, en este caso, se situó en torno al 42% de la superficie de estos pólipos, cuyas colonias también se ven afectadas por otras enfermedades como el crecimiento sobre ellas de otros organismos (algas, esponjas, etc) que, a su vez, también han sido promovidas por el calentamiento de las aguas.

Desde el Instituto de Ecología Litoral ponen, por tanto, el acento en los negativos efectos que el cambio climático está provocando sobre el hábitat de los arrecifes y alertan de que la previsión del aumento del CO2 que captura el Mediterráneo altere el PH del agua del mar y reduzca entre un 40% y un 80% durante el presente siglo la capacidad de los corales para construir sus esqueletos calcáreos.

El diputado de Medio Ambiente, Miguel Ángel Sánchez, ha destacado la oportunidad del estudio que está desarrollando el Instituto de Ecología Litoral, con el que la Diputación de Alicante mantiene una estrecha colaboración desde hace año para la protección del fondo marino mediterráneo y su biodiversidad. “Es importante que desde las administraciones públicas y con la colaboración de toda la sociedad adoptemos medidas que contribuyan a luchar contra el cambio climático que, como bien demuestra este proyecto, está afectando de forma muy seria a nuestro ecosistema marino”, ha indicado.

Nuevos sensores

En esta fase del proyecto se han instalado nuevos sensores sobre temperatura y PH que se suman a los que tenía instalados el instituto alicantino en estos espacios naturales. En esta labor se ha contado con la ayuda de los servicios de vigilancia del Parque Natural de Serra Gelada, así como las instalaciones de acuicultura de la zona.

Asimismo, se han cartografiado y evaluado las formaciones de vermétidos, identificándose aquellos sectores de la costa donde estas poblaciones se muestran más vulnerables al cambio climático, en concreto a la subida del nivel de mar y otros fenómenos asociados, como es un excesivo desarrollo algal que pueda asfixiar a estos moluscos coloniales.

Además, se han identificado las formaciones de estos moluscos más accesibles para trabajar en los próximos meses con estudiantes de Alicante, El Campello, Finestrat, Benidorm, Alfaz del Pi, Altea, Calp y Benissa, de forma que participen en un programa de ciencia ciudadana y contribuyan a concienciar a la población sobre los pequeños gestos que pueden tomar para mitigar los efectos del cambio climático en este hábitat costero.

En la próxima campaña estival se sumarán también los voluntarios que participan en la red POSIMED que el Instituto de Ecología Litoral lleva a cabo con el apoyo de la Diputación de Alicante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.