Archivo. El tren de la Granadella, en una imagen del año pasado

El adjudicatario del trenet de la Granadella presenta los papeles necesarios para firmar el contrato a última hora del último día

27 julio, 2019Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Con las playas de Xàbia llenas a rebosar, los coches por todos los lados, los vigilantes tratando de controlarlos y tres semanas desde que le fue adjudicado el contrato, ayer a las 14.00 horas el ganador del concurso del tren de la Granadella presentó la documentación necesaria para que el ayuntamiento pueda firmar el contrato y comenzar por fin el servicio para el que se le ha contratado. Con todo, un fin de semana más sin operar el tren.

Según pudo confirmar XAD en fuentes del equipo de gobierno la situación es muy tensa con el empresario que recibió la mejor puntuación en el concurso de adjudicación del servicio. No en vano, ha apurado al máximo todos los plazos que le ha dado el Ayuntamiento para completar la documentación. Uno de ellos concluyó a las 12 de la noche de este sábado. El empresario presentó los diferentes documentos obligatorios (certificado inspección técnica del tren, certificados de la Seguridad Social.. ) a las 14.00 horas de forma presencial, si bien el plazo siguió abierto en la sede electrónica hasta las 24 horas.

Este empresario presentó una oferta con una rebaja de cerca de 10.000 euros en el precio de licitación (57.000 euros), lo que a la postre le supuso imponerse en el concurso frente a las otras dos empresas especializadas del sector Vectalia (que prestó el servicio los dos años anteriores, con gran satisfacción para usuarios y para el Ayuntamiento) y Transvia (una empresa de transporte de Valencia que fue excluida porque su tren no cumplía las exigencias, tener una edad inferior a 8 años).

Desde el principio del proceso los problemas fueron la tónica con este empresario, ya que incluso presentó documentación incompleta para participar en el concurso, algo que a juicio de diversos expertos jurídicos consultados por XAD podría haber sido “causa de exclusión”, sin embargo, se le requirió para corregirla y “lo hizo el último día”. El 12 de julio le fue adjudicado provisionalmente el contrato y le dieron 10 días hábiles una vez notificado el acuerdo de la mes de contratación para entregar la documentación necesaria. Ese plazo concluyó ayer y hasta ayer este empresario esperó para presentarla.

El desánimo cunde entre los miembros del equipo de gobierno que observan como no sale adelante este contrato tan importante para el municipio y para completar el servicio que ya prestan los vigilantes de seguridad en la Cala de la Granadella. Un contrato que además no permite tomar una decisión política de emergencia y poner un servicio de autobús que realice el traslado de los bañistas mientras llega el tren “los técnicos lo tumbarían eso no es un servicio extraordinario o de emergencia”, aseguró una fuente próxima al gobierno local.

Aun así, estas fuentes, esperan que la documentación esté correcta y poder firmar el contrato a principios de la semana que viene y que el servicio entre en funcionamiento por fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.