El alcalde rompe el pacto de gobierno con el PSOE

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ni siquiera los últimos desacuerdos públicos, en los que el PSOE javiense contradecía al Bloc-Centristas, hacían presagiar la ruptura del pacto de gobierno entre estos dos grupos, que no paraban de prometerse amor eterno después de cada uno de sus desencuentros. Aunque un vistazo a muchos municipios de alrededor dejaba claro que la política de la comarca era muy inestable, más ahora que la crisis económica y el derrumbe de la burbuja inmobiliaria habían desplumado la gallina de los huevos de oro.

Ayer algunos medios se hacían eco de que en la última asamblea de Bloc-Centristas, la práctica totalidad de la afiliación exigió al alcalde javiense, Eduardo Monfort, que rompa ya el pacto de gobierno que mantienen con los socialistas desde la pasada legislatura. Los nacionalistas no tardaron en confirmar la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE, y ayer al mediodía anunciaron, junto al edil de Ciudadanos por Jávea, que la colaboración había finalizado.

En las últimas sesiones plenarias, los ediles socialistas no habían votado ciertos puntos polémicos, como la subida de las tasas, en acuerdo con sus socios nacionalistas, y al parecer, incluso contraviniendo acuerdos tomados en las comisiones. Según expresó el alcalde, «en esta última etapa el rumbo del gobierno municipal no era el correcto y en aras de la responsabilidad que nos han dado los ciudadanos iniciamos una nueva etapa con el objetivo de configurar un gobierno sólido para garantizar la gobernabilidad del municipio hasta acabar la legislatura».

Los socialistas, que amanecieron ayer sorprendidos por la noticia en los medios, fueron a lo largo del día invitados por el alcalde a dimitir de sus concejalías. Y señalan que «paradójicamente la ruptura del pacto se produce tras la aprobación por parte del Gobierno Socialista de 5DBC##13 millones de euros en obras para el municipio de Xàbia, dentro del Plan Zapatero para inversión local». 

Sin embargo, el PSOE defiende que «si defender el antiguo empedrado de la plaza de la Iglesia, oponernos a la reconstrucción de la muralla en la Avenida Príncipe de Asturias, evitar la subida de tasas municipales dos años consecutivos como quería BLOC-Centristes, o proyectar una Escuela Infantil para Duanes y el Arenal son los motivos esgrimidos por nuestros, hasta ahora, socios de gobierno para justificar la falta de entendimiento y la ruptura del pacto, debemos anunciarles que no caben dudas: volveríamos a actuar una y mil veces de la misma forma».

Y si de infidelidades se trata, los socialistas recuerdan que el pacto que se firmó a principios de legislatura era «programático y aportaba por un gobierno progresista», aupando a Eduardo Monfort a la alcaldía, y que esa era «la tercera vez que nuestro grupo daba a este eterno personaje de la política local la alcaldía. Ahora, en agradecimiento, rompe el pacto y retira las delegaciones a nuestros concejales».

Ahora la pregunta del millón es con quién, si es que lo hace, compartirán Bloc-Centristas y Ciudadanos por Jávea, el gobierno. Hay mucho en juego: los presupuestos, la redacción del PGOU, y la asignación de las obras que serán financiadas por los 5,6 millones del FEI.

Vicente Chorro, portavoz nacionalista, dejó caer que sobre la mesa tienen la propuesta que en su día hizo Nueva Jávea. Pero a todo el mundo se le antoja que es sólo una manera de desviar la atención. Desde Nueva Jávea confiesan no haber recibido noticias, ni siquiera de la ruptura del pacto, y sentirse muy «escaldados» de aquellos intentos de aproximación.

Por otro lado, en el último mes se ha visto una aproximación del alcalde al líder del PP, Juan Moragues. Aunque cabe recordar que antes de las elecciones Eduardo Monfort y Vicente Chorro prometieron que no pactarían con el edil del PP para gobernar, la necesidad de estabilidad en el gobierno puede llevar, lo más probable, a que ambos grupos realicen acuerdos puntuales para los temas más relevantes, o puede hacer que las concejalías de los socialistas se repartan entre los populares.

Lo único que sí afirmó Monfort, en su breve comparecencia, rodeado por lo que queda de su equipo de gobierno, es que, «a partir de este momento, el gobierno queda en minoría y él, como alcalde, tiene la obligación de conseguir un gobierno sólido y estable». Mientras tanto las delegaciones que ostentaban los concejales socialistas estarán en poder del alcalde.

Como dice el portavoz de Nueva Jávea, Óscar Antón, «me parece temerario por parte Monfort, aunque entiendo que se lo ha exigido la asamblea».

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.