El arquitecto municipal imputado por construir un chalet en la Granadella

15 diciembre, 2011Por: Guiomar

4

El arquitecto municipal Enric Morera ha declarado, junto a su mujer, como imputado por la denuncia interpuesta contra él por un promotor al que el Ayuntamiento tumbó su chalet.

El promotor en cuestión, Antonio Serrano, sufrió en enero del 2009 la demolición de su chalet en el Camí Canasalades, tras una orden judicial que obligaba al Ayuntamiento a tal  acción. El origen de esta acción tan extrema provino de la denuncia de unos vecinos con relación a los lindes del terreno en donde se ubicaba el chalet.

Pero para Serrano, la culpa era del Ayuntamiento, ya que existen muchas propiedades que incumplen de alguna manera la normativa, pero la suya fue la única que tiraron. De hecho, el PGOU de Xàbia, antes de empezar con la redacción del nuevo, había sufrido numerosísimas modificaciones.

Para demostrar su punto, Serrano entonces optó por denunciar el chalet del arquitecto municipal, Enric Morera, ahora en el departamento de Servicios, pero que en el momento de solicitar su mujer la licencia de obras, él era el jefe del departamento de Urbanismo.

Morera y su mujer declararon el pasado mes de noviembre como imputados por el delito de construir su chalet sobre suelo de especial protección ecológico paisajística en la Granadella. El arquitecto admitió que su esposa solicitó una licencia para reformar la vivienda que la familia posee en el poblado de la Granadella, y en concreto, para «reparación de cubiertas, revestimientos de fachadas, carpinterías, instalaciones interiores, pavimentos y guarnecidos, y reparación de muros de mampostería». Pero las cubiertas se elevaron y el Ayuntamiento inició un nuevo expediente administrativo.

En el juicio también declararon otros técnicos municipales como testigos, quienes refrendaron que se había construido un piso de más, que no estaba declarado en la licencia de obras, y que incluso cuestionaron que el chalet no estuviese ubicado en zona de especial protección.

 

Mientras Serrano continúa en su empeño de que el Ayuntamiento se haga responsable del error de haber tirado su casa, y ha elevado una segunda petición de licencia para construir sobre su terreno al Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, ya que fue rechazada por el Consistorio, y la posterior denuncia, por el Contencioso de Alicante.

El TSCV ahora ha condenado a Alicante a estimar la apelación, ya que la licencia nueva cuenta con los informes medioambientales preceptivos, por lo que se abre la posibilidad de que Serrano pueda reconstruir su casa. El promotor, por su parte, aspira a que el Ayuntamiento «responda patrimonialmente» por su actuación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.