El arzobispado y la Parroquia de San Bartolomé trabajan en un proyecto de reforma del templo

29 junio, 2018Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

El párroco de San Bartolomé, Salvador Torrent ha dado un impulso a una reivindicación histórica. Junto al arzobispado de Valencia han iniciado los trabajos previos para la reforma del templo. Una reforma necesaria, una reforma urgente en algunos puntos, y cuyos primeros pasos adelanta hoy el diario Levante-EMV.

Una vez superada la polémica por la propiedad de la Iglesia y como ya informó hace unos meses esta redacción, la negativa de la dirección general de Patrimonio Cultural de incluir entre sus proyectos la iglesia de Xàbia, el impulso lo ha dado el párroco, a la vista de las deficiencias que tiene el histórico templo parroquial de la villa, con más de 500 años de vida. La reforma es urgente, y por ello, la cúpula eclesiástica ha optado por rodearse del mejor equipo: el arquitecto responsable de la conservación de la Catedral de Valencia, así como el Monasterio de Santa María de la Valldigna, Salvador Vila Ferrer.

En declaraciones al rotativo, el experto asegura que en primer lugar redactarán un proyecto de intervención en las zonas del templo más urgentes, por ejemplo la grieta que recorre todo el ábside y se ve desde fuera (entrando a la plaza de la iglesia por el parque infantil).

Otras zonas son la torre del Campanario, en la que no suena la ‘Bertomeua’ por cuestiones de seguridad, así como el interior de la sacristía o la propia bóveda que deja esas imágenes de los bancos cubiertos con plásticos cuando caen en Xàbia más de cuatro gotas de forma continuada.

A buen seguro, que con el proyecto redactado, la iglesia encontrará la colaboración necesaria para sacarlo adelante, tanto de las arcas municipales como de la Generalitat, o de cualquier otra entidad social, como fue en el proyecto inicial la Obra Social de Caja Madrid, cuyo presidente firmó el acuerdo para hacerla… con cartel incluido en las elecciones de 2007, pero que desapareció al pasar la campaña. Aunque esa parte de la historia ya la hemos contado mil veces y no es necesario recordarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.