El Ayuntamiento invita a los hosteleros a no adquirir pescado obtenido de forma furtiva

23 marzo, 2016Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si los restaurantes no adquieren los productos capturados de forma ilegal, aquellos que ejercen estas prácticas bajo la impunidad que otorga la noche no seguirán hacerlo. Bajo esta premisa el Ayuntamiento de Xàbia ha iniciado una campaña para luchar contra la pesca furtiva, un problema «difícil de controlar» en un municipio que cuenta con 27 kilómetros de costa.

A la presión que tienen estos pescadores con la vigilancia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y la Policía Local a través de la Unidad de Cometidos Especiales, que suelen pillarlos «in fraganti», se suma ahora una propuesta municipal para que los restaurantes utilicen productos capturados de forma legal.

Y es que algunos negocios para surtirse de especies difíciles de encontrar en los mercados, como los bogamarins, optan por hacerlo mediante prácticas que rozan la ilegalidad. De hecho, tras una de las últimas pilladas de la Policía Local, los agentes se incautaron además, para desgracia de los empresarios de la hostelería, de un listado de negocios en los que los pillados pretendían colocar los erizos. Sin dudarlo, los Policías se presentaron en algunos de esos restaurantes, qe no eran de Xàbia, para solicitar los documentos que acreditan el origen de los bogamarins que ofrecían en la carta.. y se encontraron con la sorpresa: no estaba muy clara su procedencia.

«El incentivo de la pesca furtiva es la venta ilegal que genera un rendimiento económico importante»

Por este motivo, el alcalde, José Chulvi, convocó hace dos semanas una reunión con la Asociación de Restauradores de Xàbia, Xàbia Histórica, los representantes de la Cofradía de Pescadores y de la organización AMMA (Alimentos Marinos de la Marina Alta) que está formada por los pescadores de Dénia, Xàbia, Calp y Moraira, para tratar de que los primeros se comprometan a «no comprar pescado de procedencia ilegal o poco clara» 
En este sentido, Chulvi propuso lanzar una campaña contra el furtivismo que identifique con un distintivo visible para la clientela a los locales que no aceptan pesca ilegal y están comprometidos con la pesca sostenible, una medida que fue respaldada por la ARX.

Según han destacado fuentes municipales, en el encuentro también se les informó de cuál es la documentación que tienen que mostrar ante una posible inspección en sus locales, papeles que sirvan para demostrar que el pescado está comprado de forma regular y su origen.

pescaIlegal
En la reunión participaron representantes de la ARX, Xàbia Histórica, la cofradía de pescadores, el IROX y la organización AMMA que comercializa los productos de las lonjas de la comarca

Movilizar a submarinistas y al Institut de Recerca Oceanogràfica de Xàbia 

Pero además desde Xàbia también se ha querido movilizar a otros colectivos interesados en preservar un mar medioambientalmente como a empresas de buceo, en contra de esta práctica que merma la cantidad y la calidad de la fauna que pueden mostrar en las inmersiones, y al Institut de Recerca Oceanogràfic (IROX), entidad local que busca fomentar el estudio y la protección de las aguas litorales.

reunionpescafurtiva
El alcalde, la concejala de Seguridad, el Inspector Jefe de la Policía Local y el Teniente de la Guardia Civil de Xàbia

En el comunicado el Inspector de Policía Local, José Antonio Monfort, afirma que las empresas de submarinismo son claves para mejorar la vigilancia ya que están permanentemente en el mar y pueden colaborar dando aviso en el caso de que sorprendan a los furtivos. Porque la Policía de Xàbia cuenta con medios limitados y en el caso de la Reserva Marina del Cap de Sant Antoni, una zona muy sensible a esta problemática, sigue pendiente que la Conselleria convoque la Junta Rectora del Montgó para conocer de qué manera se está llevando a cabo o se va a planificar su vigilancia. 

Como ha manifestado el alcalde, Xàbia toma la iniciativa ante este problema y una vez coordinados todos los agentes locales también se ha contactado con la Guardia Civil para buscar su apoyo y coordinar de forma eficaz la vigilancia. Se espera además poder involucrar a las policías Nacional y Autonómica, y a otros puertos y asociaciones hosteleras de la comarca.

 

Porque, como reconoce la Policía Local, “nosotros sólo podemos actuar contra ellos si les pillamos infraganti” (se les incauta la pesca ilegal, todos los útiles como rifles o neoprenos y se abre un expediente de infracción ante la Conselleria de Medio Ambiente). Necesitan pues la colaboración de otros cuerpos de seguridad para vigilar el destino de pescado. 

 

En las reuniones celebradas todos los sectores han dejado clara su voluntad de estar unidos frente a los furtivos. “Que sepan que cuando pongan un pie en nuestra costa vamos a por ellos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.