El Ayuntamiento luchará por la nulidad del Catastrazo

26 abril, 2012Por: Guiomar

11
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras la reunión con los portavoces de los grupos municipales y el encuentro con el abogado que defiende los intereses del Ayuntamiento en el caso del Catastrazo, el concejal de Hacienda, Óscar Antón, ha declarado que se instará al Catastro la nulidad de la ponencia de valores del 2005.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, el concejal de Hacienda, Óscar Antón, junto a los populares José Luis Genovés y José Juan Castelló, se reunieron con el letrado Martín Queralt para analizar la situación tras la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la nulidad de la ponencia de valores catastrales del 2005, según sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, emitida en el 2007.

Para Queralt esta noticia es una victoria, sin embargo, a efectos prácticos, la situación es la misma que hace cinco años, y desde entonces el Catastro ha interpretado la sentencia como que la nulidad sólo afecta a las 354 propiedades municipales que en su día fueron objeto de la denuncia.

Sea como fuere, la delegación municipal -que por cierto no incluía a ningún edil de Bloc-Centristes, a pesar de estar invitados- ha salido de la reunión con una intención clara y firme, y es «que se pare este abuso y que se declare nula la ponencia [del 2005]», afirma con rotundidad Óscar Antón.

Por este motivo, se ha solicitado una cita con la dirección general del Catastro para «exigir la nulidad» del Castrazo, y no sencillamente para averiguar cómo están las cosas. Y es que «es de justicia» que se retorne a la ponencia de antes del 2005, puntualiza Antón que destaca la importancia que esto tiene para muchas familias que no pueden hacer frente a unos valores catastrales desorbitados.

El concejal de todas formas llama a la prudencia, ya que será el Catastro el que tiene la última palabra, y transmite tranquilidad a los ciudadanos, en caso de que de que la ponencia se declare nula y, por tanto, el Ayuntamiento obtenga 7 millones menos de ingresos por IBI, ya que la intención del ejecutivo es no recortar ningún servicio básico.

En este sentido, en el área económica se están preparando para la esta eventualidad. Por un lado, se ha paralizado la emisión de los recibos del IBI hasta que se obtenga una respuesta firme por parte del Catastro. Y por otro, se están calculando los ajustes que se deberán hacer para cuadrar el presupuesto del 2012 con 7 millones de euros menos, en caso de que se confirmara la nulidad.

Algo muy diferente de lo que se hizo en la anterior legislatura cuando, a pesar de la incertidumbre sobre la ponencia de valores catastrales, pendiente de una sentencia en el Supremo, se consolidó un gasto de 20 millones de euros y se rescataron los parkings, a la vez que el tipo impositivo solo se redujo por la mínima el último año.

¿Cómo se puede luchar por anular el Catastrazo y a la vez no hacer un esfuerzo por reducir el gasto municipal en previsión de que la sentencia sea favorable?, se pregunta Antón.

Desde el equipo de gobierno se pide cautela a la ciudadanía y que no se creen falsas expectativas. Tanto el alcalde como el concejal de Hacienda garantizan que se mantendrá informada a la ciudadanía de cualquier novedad en este asunto, de gran importancia para las economías domésticas y la municipal.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.