El Ayuntamiento remozará las avenidas del Puerto con una inversión de 120 mil euros

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

No sólo el Arenal es para el turista. En vista de la remodelación del paseo Tenista David Ferrer, el Puerto no quiere ser menos, y gracias al presupuesto participativo, se realizará una mejora de los elementos urbanos en las avenidas Jaume I y Lepanto.

Las mejoras, para las que hay aprobados 120.000€ -cien mil forman parte del presupuesto participativo del Foro ciudadano-, consisten en la ampliación de las aceras de la Avenida Jaume I hasta una anchura de 4 a 5 metros, según el tramo, la creación de parking en batería en torno a la plaza central, así como de la mediana en el tramo más alejado del mar, y la eliminación de las plazas del lado de las aceras. Con esta remodelación, que incluye también la sustitución de los árboles por otros perennes de menor tamaño y raíces, se cambiará asimismo el adoquinado actual de las aceras, así como las farolas para unificarlas con la Avenida Lepanto. En cuanto a la reordenación de las plazas de parking, el número final resultante será similar al existente.

En la Avenida de Lepanto, se retirarán las macetas y la mediana central, y se pintará una línea de separación de tráfico en su lugar, a la vez que el parking en cordón pasará a ser en batería, y se concentrarán las paradas de bus y taxi.

En total se estima que la actuación tardará en llevarse a cabo entre2 y 2,5 meses, y será ejecutada por fases para reducir al mínimo las molestias de los comerciantes. Además, el tráfico rodado permanecerá siempre abierto en ambos sentidos, salvo en algún momento puntual.

En una reunión celebrada en el Casal de la Comisión de Loreto, la asociación de comerciantes de la zona, ACEAM, planteó realizar estas mejoras bien después de Semana Santa o bien a partir de octubre. Las opiniones a favor de la segunda fecha incluían como principal argumento la ejecución durante temporada baja. Sin embargo, la mayoría votó llevar a cabo las obras a partir de abril para no perder la oportunidad, ya que el presupuesto participativo está sujeto a la venta de patrimonio y existen otros proyectos que también fueron votados.

Otro argumento de peso es que la moratoria sobre la ordenanza de ocupación de la vía pública termina a finales de abril, lo que implica que aquellos restaurantes que no dispongan de 1,8m de paso para los peatones no podrán sacar mesas y sillas sobre la acera, por lo que si las obras comienzan después del verano, se perderían toda la campaña de primavera y verano.

Por otro lado, la ACEAM tendrá una comisión de seguimiento de las obras para asegurar la mayor fluidez en la ejecución y la defensa de los intereses de los comerciantes de la zona. En este sentido, el Ayuntamiento ha asegurado que, en caso de no poder terminar antes del 15 de junio los trabajos, se dejaría la obra cerrada y en las mejores condiciones posible, y se reanudará después del verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.