El Consell estudia abrir un retén de la Policía Autonómica en Xàbia

3 abril, 2018Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Presidencia de la Generalitat estudia abrir un retén de la unidad adscrita de la Policía Nacional, conocida como Policía Autonómica, en Xàbia en los próximos meses. El retén permitirá a los agentes que forman parte de los operativos conjuntos entre la Policía Local y la Guardia Civil en nuestro municipio y otras zonas de la comarca, disponer de un espacio para desarrollar las actividades propias de su cargo.

En el pleno celebrado hace unos días, el alcalde de Xàbia, José Chulvi, aseguró en respuesta al portavoz popular, Juanjo García, que «hubo un ofrecimiento por parte de la Policía Autonómica, para ver si podíamos hacer una colaboración». Y apuntó que es algo «que está muy en el inicio» y de lo que no hay «nada todavía». Se hablaba de la posibilidad de que el retén pudiera estar en el puerto.

La unidad adscrita de la Policía Nacional está formada por 421 agentes y depende de la conselleria de Presidencia de la Generalitat y en concreto de la dirección general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que dirige el socialista José María Ángel. Entre sus competencias la vigilancia forestal, vigilancia en zonas industriales, control y vigilancia del juego (máquinas recreativas, casinos o bingos, entre otros), protección del patrimonio, así como vigilancia de menores y violencia de género.

Tiene cinco sedes, la jefatura que está en la emblemática estación del Pont de Fusta de Valencia, otra en Castellón y otra en Alicante. Y otras dos oficinas en Elche y la Vall d’Alba (Castellón). De salir adelante Xàbia sería la primera localidad en tener este equipamiento en el norte de la provincia de Alicante, que también daría servicio al sur de la de Valencia. Abarcaría las comarcas de las Marinas, la Safor y las del interior.

El PP sugiere instalar radares

García también interpeló al gobierno local sobre el plan de revisión de los pasos de peatones puesto en marcha tras el trágico accidente de la avenida Juan Carlos I. A este respecto la concejala de Servicios, Kika Mata, aseguró que ya tenían redactada “una memoria valorada” con los pasos más peligrosos y las medidas que se pueden implantar para solventarla. En este sentido apuntó que optarán por mejorar la pintura o la iluminación antes que instalar nuevos badenes reductores de velocidad.

En el debate de la idoneidad de estos sistemas, que a los técnicos municipales no acaban de convencer, el portavoz popular preguntó si el equipo de gobierno se había planteado la posibilidad de adquirir un radar para controlar la velocidad en algunos puntos del término municipal. Una respuesta que obtuvo de la concejala de Seguridad, Pepa Gisbert, quien afirmó que el Consistorio «no tiene la posibilidad de instalar estos aparatos ya que se trata de un encargo que se sale de nuestras competencias».

No obstante, indicó que pretenden firmar un convenio con la Dirección General de Tráfico para que ceda al Ayuntamiento un radar con el fin de poder utilizarlo en Xàbia y tratar de reducir la velocidad con la que se circula por algunas vías, aunque sea con la amenazada de un multazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.