El infantil femenino del Joventut Xàbia llega a la final autonómica de forma épica

1 junio, 2016Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 5 minutos

Fin de semana marcado por un partido histórico en la escuela del CB. Joventut Xàbia. El pasado jueves el infantil Restaurante Chalet Suizo disputaba la vuelta de las semifinales de la liga, debiendo de remontar 5 puntos de desventaja a su rival, el Paidos de Denia. Con prórroga incluida y un triple sobre la bocina desde 9 metros, las jugadoras verdinegras consiguieron el pase a la final autonómica de su categoría, donde les espera el conjunto del Picken Claret Azul de Benimaclet. La final se disputará el próximo domingo 5 de Junio a las 18:00 en el pabellón de la localidad valenciana de Puerto de Sagunto.

INFANTIL FEMENINO (VUELTA SEMIFINALES): JOVENTUT RESTAURANTE CHALET SUIZO XÀBIA 45-39 PAIDOS DENIA ROJO

Épica, mágica, sufrida, trabajada, quizás merecida, fantástica y enorme, la victoria conseguida por las jugadoras entrenadas por Óscar Mayordomo, que en un final digno de guión cinematográfico de Hollywood, lograron el pase a la final de la Comunidad Valenciana en la categoría zonal, espoleadas por un Pabellón Miguel Buigues que no defraudó ante este partido histórico para el club, siendo el 6º hombre del equipo.
El partido se presentaba como una prueba de fuego para las jugadoras verdinegras. Tras perder el partido de ida por 5 puntos, 50-45, se veían obligadas a superar esa diferencia para conseguir un hecho histórico para ellas, disputar su primera final tras llevar solo poco más de 2 años como equipo. Las ganas por conseguirlo estuvieron presentes desde el primer segundo de partido.

El encuentro comenzaba con el guión esperado, el típico inicio de partido importante en el cual las imprecisiones y errores se sucedían en las jugadoras de ambos equipos. Las locales solo anotaban 2 tiros libres en el primer cuarto, y las visitantes tras la canasta inicial a los pocos segundos del inicio, no volvían a ver aro. Superados esos primeros minutos de tanteo, las locales consiguieron las primeras ventajas del encuentro tras un parcial de 6-2, lideradas por Julia Llorca en ataque y a una defensa sencillamente espectacular de todas las jugadoras. 8-4 tras los 10 primeros minutos de juego.

En los dos siguientes cuartos la igualdad fue la tónica dominante, en gran medida por el alto nivel de nerviosismo de las jugadoras y al enorme griterío desde las gradas, el cual impedía que en la pista las jugadoras pudiesen escucharse entre ellas. Tras un parcial de 2-6 para las visitantes que igualaba el partido, otro de 4-3 para las del Joventut les daba una ligera ventaja al descanso, 14-13.
Con todo por decidir, y con un marcador muy bajo, las verdinegras debían darlo todo para recuperar la ventaja en la eliminatoria. Tras una canasta inicial para las locales, las visitantes conseguían un parcial de 0-6, que les otorgaba una ventaja de 3 puntos, 16-19, pasando en esos momentos los peores minutos de las locales, que debían de reaccionar para no verse antes un reto imposible de superar. Un triple en los últimos segundos volvía a empatar el partido a 19.

En el 6º periodo las locales dieron un paso adelante en su juego. Con una defensa muy agresiva y de ayudas, y con un ataque buscando la mejor opción de tiro a canasta, las verdinegras por fin lograban empatar la eliminatoria, consiguiendo 5 puntos de diferencia que dejaban todo por decidir en los 10 últimos de juego, y con las gradas del Miguel Buigues encendidas en apoyo a sus jugadoras. 27-22.
En el 7º periodo los minutos pasaron muy rápidos. Con empate a 4 en el parcial, se quedaba todo para el último y definitivo cuarto, 31-26. La tensión aumentaba más si cabe en el encuentro y la emoción era tremenda. Golpeaban las locales con un 3-0 que les daba la máxima diferencia en el encuentro, 34-26, 8 puntos que les acercaban a la final, sin embargo cuando más cerca lo tenían los nervios por ganar agarrotaron a las pequeñas jugadoras locales. El Paidos lograba un parcial de 0-5 que dejaba el pase a la final en su mano, ya que las locales solo ganaban por 3 puntos. Tras un último minuto lleno de nervios e imprecisiones, las chicas de Óscar forzaban la prórroga gracias a una gran jugada colectiva culminada por Alba a falta de 8 segundos para el final. 36-31 y una prórroga para darle más épica a la eliminatoria.

Con la afición volcada, las jugadoras locales confiadas de poder lograr la victoria y un ambiente de mucha tensión y nervios, empezaba una prórroga que se recordará durante muchísimo tiempo en la retina de los espectadores y toda la vida en la memoria de las jugadoras. Tras los 3 primeros minutos, las locales desaprovechaban una gran cantidad de tiros libres para conseguir ventaja, y la amenaza de una 2ª prórroga era más que posible. Con un parcial de 0-4 para las visitantes, la eliminatoria parecía escaparse para las locales, ya que el marcador reflejaba empate a 38 y se necesitaba ganar por más de 5 puntos, y solo quedaba un minuto por jugar, un minuto mágico donde los astros y quién sabe si los dioses también, se alinearon con uniforme verdinegro, el uniforme del Joventut Xàbia.

Con 4 puntos casi consecutivos las locales volvían a soñar, 42-38 a falta de 37 segundos. Un tiro libre visitante dejaba la prórroga a una canasta de las locales, que sin embargo fallaba 2 tiros libres a falta de 15 segundos que parecía condenarlas. Tras realizar una falta y obligar a la mejor jugadora del Paidos a visitar la línea de tiros libres, solo 9 segundos faltaban para el final, y las visitantes celebraban su pase a la final (por 2ª vez en la eliminatoria, ya que tras su victoria en la ida tuvieron una celebración de muy mal gusto y muy irrespetuosa que motivó a las de Xàbia). Se fallaban los 2 tiros libres, pero el rebote ofensivo era para las de Paidos, que en vez de conservar el balón decidieron tirar a canasta, condenándoles al final esta decisión. El tiro debajo de la canasta no entró, y el rebote lo consiguieron las locales, pero el tiempo se acababa. Sin saber cómo pasó, el balón le llegó a Alba en medio campo, la jugadora más alta del equipo y que no había anotado ninguna canasta de 3 puntos en toda la temporada. Sin embargo su momento llegó en el mejor momento, balón en sus manos, último segundo de juego y la insalvable, a priori, distancia de 9 metros hasta la canasta.

Tras el grito de su entrenador para que tirase, Alba lanzó el triple desde 9 metros, un triple que no lanzó solo ella, un triple lanzado por todas las componentes del equipo, por la grada, por todos los padres que han sufrido por este equipo, por su entrenador y por las ganas de creer de que era posible hasta el último segundo conseguir la victoria. El triple que vale una final de la Comunidad Valenciana para un equipo que hace 2 años empezaba a jugar al baloncesto consiguiendo una sola victoria en toda la temporada. El triple del trabajo, de la humildad, del respeto al rival, de la ilusión, de la fe, en definitiva, el triple de Alba. Con el resultado final de 45-39 las chicas de Óscar conseguían seguir soñando y se clasificaron para la final.

Dar la enhorabuena a las 13 jugadoras del equipo, que durante toda la temporada han colaborado en que este sueño sea una realidad, a los padres y madres de todas ellas, a la espectacular afición que nos acompañó en el partido, al club que vuelve a colocar a un equipo femenino en lo más alto, al entrenador del equipo y a sus dos ayudantes Andrea y Gary, y al maravilloso deporte del baloncesto por permitirnos vivir estos momentos lleno de magia.

Por parte del Joventut Restaurante Chalet Suizo Xàbia jugaron, anotaron y animaron: Chloe (4), Alexia (3), Celia, Núria (3), Julia (12), Chiara (1), Vivi (10), Yvonne, Arancha, Jessica, Alba (12), Marta y Courtney.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.