El Parque Natural del Montgó se defiende de las bolsas de plástico apelando al uso tradicional del margalló

28 mayo, 2018Por: Alvaro Monfort

1

Las estadísticas dicen que una bolsa de plástico se utiliza durante una media de 15 minutos y luego se desecha, en mayor medida, de forma nociva para el entorno y el medio ambiente. Es decir, arrojándola al suelo y provocando que ésta acabe en el mar o en los parajes naturales. El plástico -y en concreto el que da forma a las bolsas- posee una composición que tarda 150 años en degradarse dependiendo de su espesor. Durante esa degradación se convierte en un componente químico dañino para el medio ambiente que es absorbido directamente por éste.

Afortunadamente, en la Marina Alta y los municipios que colindan el macizo del Montgó, conocemos una alternativa próxima, renovable, ecológica, tradicional y duradera que supone un sustituto idóneo para las bolsas de plástico: el margalló (o palmito). Por eso, desde la dirección del Parque Natural del Montgó invitan a los interesados a conocer cómo se recoge y trabaja esta especie autóctona típica del litoral mediterráneo.

En el recuerdo de todos -más allá de las tendencias que pululan ahora en revista de moda y decoración- están las cestas, capazos, alfombras y cuerdas que nuestros antepasados trenzaban trabajando el margalló. Los días “de fer llata”, forman parte del subconsciente local y, en su defensa, la dirección del parque propone conocerlo de cerca.

El taller tendrá lugar el próximo sábado 2 de junio y es de carácter gratuito. Dará comienzo a las 9h en el Centro de Interpretación del Parque Natural del Montgó situado en el Bosque de Diana (Camí de Sant Joan s/n, Dénia). La actividad tendrá una duración aproximada de tres horas.  Para más información, el teléfono de contacto es el 679 19 64 61 y el email parque_montgo@gva.es.

Un comentario en “El Parque Natural del Montgó se defiende de las bolsas de plástico apelando al uso tradicional del margalló

  1. Me parece estupendo lo de intentar eliminar las bolsas de plástico, no sólo en el Parque Natural, sino en todas partes, aunque a veces sean necesarias y siempre que se reutilicen.
    Es muy curioso comprobar que muchos clientes te piden una bolsa de plástico al realizar una compra -hablo, concretamente, de la tienda de segunda mano de APASA, donde trabajo como voluntaria- y, cuando les dices que la bolsa cuesta 5 céntimos de euro, repentinamente tienen una bolsa propia o ya no quieren la que les das, al tener que pagarla. ¿No les da vergüenza? ¿Para que quieren otra bolsa, para tirarla? Da asco ver cómo está todo el campo y el mar, aparte de los problemas toxicológicos que producen.
    Pero también me gustaría que este taller se impartiera en Jávea y no sólo en Denia. Somos muchos los que no nos podemos desplazar y a los que nos gustaría asistir al taller…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.