El sector de la construcción no absorbe la falta de empleo en la hosteleria

El peor mes de mayo en cuanto al desempleo en la Marina Alta, con una tasa del paro del 20%

17 junio, 2020Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

El Observatori de la Marina Alta facilitó ayer su informe mensual sobre la evolución del desempleo y la contratación en nuestra comarca, en el que entre muchos otros datos se desprende que el mes de mayo ha sido el peor de la serie histórica, con 13.343 personas inscritas y una tasa del paro del 20,3%.

La crudeza de esta cifra, ya trascendió en el desglose que la semana pasada ofreció esta redacción para Xàbia, si bien, desde el órgano del Creama contraponen ese dato al inicio de la recuperación (y las primeras fases de la desescalada) destacando que el último día de mayo había 695 personas más de alta que en el mes de abril, en el conjunto de la Marina Alta. Sobre un total de 52.497.

El Observatori apunta que se puede “hablar de una corrección del ritmo de crecimiento” en el que se elevaban los registros de desempleo en los últimos dos meses, cuando entonces creció en 781 y 1.385 demandantes (frente al actual crecimiento de mayo de 189 parados).

En este sentido, el impacto de la crisis sanitaria sigue siendo negativa en el mercado laboral (aumenta el paro en un 21,4% respecto al mes anterior de que se declarase el estado de alarma -este mismo intervalo temporal en el 2019 se tradujo en un descenso del paro en 12,8%-), aunque su evolución a corto plazo (mes a mes) nos invita a entender que lo lógico es que se siga corrigiendo más esta crisis laboral. Lo que deja una tasa de paro del 20,3%.



Los datos por sectores


El informe por sectores destaca la incidencia de la crisis sanitaria en el sector servicios (representa el 77% de todos los demandantes) debido al peso que ejerce dicha actividad en la comarca. Aunque en términos relativos y bajo el contexto temporal reciente, este aumento del paro en dicho sector respecto al mes pasado ha sido de apenas el 1,2% (mientras que la variación de demandantes del sector servicios de abril respecto a marzo fue del 11,1%). Se ha de resaltar que el sector de la agricultura presenta la tasa de variación más alta de paro frente al resto de sectores económicos, pues aumentan los demandantes en un 11,1% respecto a abril (teniendo en cuenta que representan el porcentaje más bajo de parados respecto al total).

Se tendría que valorar si el factor de relajación de medidas ante la entrada en la fase 2 puede ser una de las causas de prescindir en tanta medida de los servicios esenciales. Por último, en cuanto al desempleo por sectores, destacar que la construcción y la industria han descendido su número de parados respecto a abril.

En cuanto a las cifras de desempleados por edad y sexo, el mayor crecimiento porcentual del paro en las mujeres respeto al mes pasado (1,9%, frente al 0,8% en los hombres). Cuando cruzamos la variable por edad, es el colectivo más joven el más perjudicado si comparamos su evolución respecto a abril; los demandantes <25 años.



Nuevos contratos



En cuanto a las contrataciones, la desescalada incrementa las contrataciones en mayo. El incremento de las contrataciones en la comarca ha favorecido a todos los sectores económicos (1.592 nuevos contratos). Así, han aumentado 108 en Agricultura hasta alcanzar 141, 35 en Construcción (401), 20 en Industria (101) y 283 en Servicios (949), este último sector acapara el 63,5% del total de la subida. Desde la declaración del estado de alarma el territorio se ha visto inmerso en una gran crisis sanitaria y laboral. Tan solo en estos tres meses se han sumado un total de 5.271 contratos, mientras que en ese mismo trimestre del año pasado se alcanzaron más del doble (12.646 contratos).

Por otro lado, este crecimiento de las contrataciones respecto al mes anterior (incremento del 39%) tiene distintas lecturas cuando se compara las contrataciones entre hombres y mujeres. En términos de crecimiento respecto a abril, existen en valores relativos más contrataciones en mujeres que en hombres (incremento del 44% frente al 36% en hombres), pero la disparidad de la contratación se manifiesta en el porcentaje de contrataciones durante esta situación excepcional, pues la razón de contratos en mayo es de casi dos contratos en hombres por cada contrato de mujer (al igual que en el mes de abril).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.