El Persa nos ha dejado

Por: Guiomar

1
Tiempo de lectura: < 1 minuto

El dibujante artístico javiense, El Persa, nacido en Valencia en 1943, ha fallecido hace unos días. Noticia que hemos recibido de una forma discreta, casi sin destacar, tal y cómo era él, a pesar de su talento y la relevancia de su obra.

Autor injustamente desconocido, incluso para muchos amantes del tebeo, pero uno de los más prolíficos, que ha realizado desde cuadernos de pasatiempos, cromos y libros para colorear, hasta pinturas y cómics, en Xàbia es conocido sobre todo por su recortable de la iglesia de San Bartolomé -no hay que olvidar que él fue arquitecto de formación-, una baraja de cartas, libritos varios, y algún cómic irónico sobre Xàbia.

El Persa comenzó a interesarse por el dibujo desde pequeño, y su inquietud no le permitió dejarlo nunca, llegando hasta a autoeditar algunos trabajos, como «La beca del artista», allá por los setenta, cuando define su estilo, ecléctico, con una mezcla feliz de imágenes y palabras.

Las causas de su empecinamiento en la «edición efímera» no debe ser ajena a la contemplación de la quema de algunas bibliotecas republicanas en el horno moruno de la pastelería de sus padres, o a su temprana relación con Jivan Multa, vecino teósofo que ejercía magisterio escondido en su quiosco de compra/venta/cambio de novelas baratas.

Parte de su obra ha sido recopilada en El Persa, ese desconocido, editado por Media Vaca en 2007.

En este enlace se pueden leer opiniones de varios autores sobre El Persa:  http://www.mediavaca.com/index.php/en/autores/escritores/57-jose-cardona-el-persa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.