Imagen 01: Salvador Abril. La cueva misteriosa (1915. Colección particular. 205x300)

El pintor Salvador Abril y Blasco en Xàbia

9 noviembre, 2019Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 4 minutos

Xàbia no ha sido solamente el lugar paradisíaco de Joaquín Sorolla para reflejar su paisaje, quizás fue solamente el germen para que otros muchos pintores siguieran su estela convirtiendo a Xàbia en un lugar de inspiración a otros muchos pintores de ayer y de hoy.

En esta ocasión hablaré de Salvador Abril y Blasco (1862-1924) pintor valenciano coetáneo a Sorolla que tuvo igual relevancia aunque lamentablemente hoy no sea tan valorado como se merece1. Abril y Sorolla fueron amigos y compañeros en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Ambos se presentaron a la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid coincidiendo en varias de sus ediciones (1881, 1884, 1887, 1890, 1892, 1899 y 1901) y ambos desarrollaron una pintura centrada en el paisaje, el retrato y el costumbrismo, entre otros temas, teniendo como marco la costa valenciana.

Imagen 02: Autorretrato de Salvador Abril (1901. Colección particular) / Portada de Recuerdo de mis Excursiones (1915)

Pero lo que también coincidieron es en visitar Xàbia y compartir amistades como la de Julio Cruañes Soler2. En el caso de Salvador de Abril lo hizo en el mes de junio de 1915. El motivo principal que le hizo venir fue haber sido invitado por el pintor xabiense Pedro Bas Codina quien fue alumno suyo y de Leopoldo García Ramón, también amigo de Salvador Abril. No obstante, Abril pudo conocer Xàbia con anterioridad por las pinturas que había realizado Joaquín Sorolla o posiblemente por conversaciones privadas entre ambos pintores.

Acompañado de su cámara fotográfica, sus cuadernos y su maletín de pintura, venía dispuesto a captar el paisaje de la costa xabiense. Un viaje que narró en un diario titulado Recuerdos de mis excursiones (Valencia, 1915) en donde nos describe minuciosamente sus excursiones y experiencias.

Imagen 03: Salvador Abril. Paisaje de Jávea (1915. Colección particular). Pintura realizada desde la casa de Julio Cruañes con vistas al riurau de los Cruañes, casa Bover-Cruañes y cabo San Antonio.

Salvador Abril se alojó en una Fonda de Xàbia (situada hoy en la calle Príncipe de Asturias). El mismo día de su llegada conoce a Julio Cruañes Soler quién le invita a pasar la tarde en su casa de la Mezquida. Julio Cruañes, admirador de los artistas que llegaban a Xàbia desde las estancias de Sorolla, le acompaña en sus excursiones por la costa y lugares del pueblo.

Nuestro pintor visitó las calles del pueblo de Xàbia, su iglesia y su Ayuntamiento, accedió al Casino de “La Alianza”, descansó en el Asilo de los Cholbi, acudió a la procesión del Corpus o visitó la ermita del Nazareno. Desde el puerto, contactó con un pescador llamado Toni para llevarle en su llaut llamado “Dengue” para admirar las rocas escarpadas de sus cabos. En sus trayectos bordearon el Cabo de San Antonio visitando la Cala Tangó y la Cova Tallada. Rodeó el cabo de San Martín, hasta atravesar la isla y la cala del Portitxol. Continuó por el Cabo de la Nao hasta llegar a la cala de la Granadella pasando por la Isla del Emperador. En este último trayecto accedió a tres de sus cuevas: la Cueva grande del Agua, la Cueva de los Organos y la Cueva del Lobo según las menciona en su escrito.

Imagen 04: Salvador Abril. Vista desde la Cueva Tallada (1915. Colección particular), De la Marina (1915. Colección particular), Cueva del Agua (1915. Colección particular) y ¿Paisaje de Jávea? (1915. Colección particular)

El resultado de esta estancia en Xàbia fue la realización de una serie de cuadros conservados en colecciones particulares que nunca han sido mostrados en una exposición. Parece que Salvador Abril llevaba un porta-estudios, es decir, un maletín con sus óleos, pinceles y papel o tablas e incluso lienzos para realizar apuntes rápidos de aquello que está observando. Aunque no lo comenta en su relato, también sabemos que le acompañaría una cámara fotográfica para tomar estampas de paisajes o ángulos que le pudieran inspirar para sus cuadros e incluso retratos. La suma de estos apuntes, notas de color y fotografías fue la inspiración para más tranquilamente, en el taller, realizar una serie de cuadros con más detalle. Al final del relato de Salvador Abril nos menciona: Producto de esta excursión fueron varios cuadros, entre ellos La Cueva Misteriosa”.

Imagen 05: Salvador Abril. Cova Tallada (1915. Colección particular)

Conocemos otros títulos de obras en Xàbia, todas en colecciones particulares, como Cova Tallada (1915), pintura de la que ya hablamos en un artículo pasado, Vista desde la Cova Tallada (1915), De la Marina (1915) o Paisaje de Jávea (1915). También para ilustrar su publicación de Recuerdos de mis excursiones, Salvador Abril incluyó cuatro apuntes de su viaje.

Esto es tan sólo un breve resúmen de la presencia de este famoso pintor valenciano en Xàbia en 1915, pero poco a poco, en futuras publicaciones le iremos conociendo con más detalle y hablaremos de sus pinturas, sus impresiones y sus excursiones para darle el reconocimiento que se merece en Xàbia.

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

sorollajavea.wordpress.com

1 Mi agradecimiento a Alejandro y Arturo Bellido, biznietos del pintor Salvador Abril, quienes han facilitado su ayuda e información sobre su bisabuelo recuperando su memoria, vida, obras y recuerdos a en la página de Alejandro Bellido http://salvadorabril.blogspot.com/.

2 CATALÁ BOVER, Vicente: “Julio Cruañes Soler, un personaje histórico en Xàbia” en Festes Patronáls Mare de Deu de Loreto. 2018, pp. 76-83.

Un comentario en “El pintor Salvador Abril y Blasco en Xàbia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.