El primer año de pesca profesional y autorizada en la Reserva Marina del Cap de Sant Antoni reunió un total de 1.900 kilos en capturas

29 junio, 2016Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

El primer año en que la Conselleria de Medio Ambiente ha autorizado la pesca profesional en la Reserva Marina del Cap de Sant Antoni ha posibilitado que los pescadores de las cofradías de Dénia y Xàbia pudieran capturar unos 1.900 kilos de pescado con un coste en bruto de 10.400 euros.

Este fue uno de los datos que se puso sobre la mesa ayer en el transcurso de la reunión de la comisión de Seguimiento de la Reserva Marina, en la que están los Ayuntamientos de Dénia y Xàbia, los presidentes de las dos cofradías de pescadores, de la Conselleria de Medio Ambiente así como el director general de Pesca, Roger Llanes.

La comisión de seguimiento repasó la memoria de 2015 de la Reserva Marina en el que por primera vez desde que el entorno del Cap de Sant Antoni está protegido bajo esta figura se ha autorizado la pesca profesional a las embarcaciones de las cofradías de Pescadores. En concreto, se concedieron un total de 55 permisos de pesca, de los cuales solo fueron efectivos 51 y supusieron 1.900 kilos en especies capturadas, con un valor en bruto de 10.400 euros. La mayoría de ellos fueron capturados por embarcaciones de Dénia, y las especies más habituales fueron “Morralla” y el “Mollet”.

La reunión se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento, y participaron representantes de la Generalitat, las cofradías de pescadores y técnico autonómicos y municipales.
La reunión se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento, y participaron representantes de la Generalitat, las cofradías de pescadores y técnico autonómicos y municipales.

Desde la Conselleria destacaron que la dinámica a seguir es la misma durante este año y una vez se cumpla un ciclo realizar diversos estudios científicos para comprobar cual es el efecto en las especies marinas de la pesca profesional. Este fue uno de los aspectos que reclamó el biólogo municipal de Xàbia, Ignasi Astor, quien pidió a la Generalitat que se comprobara esos efectos, ante esto, los representantes del Consell indicaron que se habían encargado los primeros estudios a diversas Universidades.

Asimismo pusieron en valor el acuerdo entre todas las partes para que se pueda desarrollar la pesca profesional en la zona protegida y subrayaron que está siendo modelo para otros lugares similares donde ese acuerdo no ha sido posible.

Los técnicos de la Conselleria también pusieron sobre la mesa la posibilidad de balizar todo el entorno de la Reserva, así como instalar boyas de fondeo, un proyecto que según señalaron “no tiene un gran coste”.

Por su parte, los responsables del Servicio de Vigilancia que tiene en marcha el Ayuntamiento de Dénia, informaron que durante 2015 unas 700 embarcaciones fueron “pilladas” navegando a más de 6 nudos por el interior de la Reserva Marina (casi el doble que en 2014); también se produjeron 119 fondeos ilegales en la zona y que pese a la prohibición las motos de agua siguen navegando por la zona a gran velocidad “con el peligro que supone para los bañistas”. El personal de este servicio expuso que en la parte de Dénia se deberían instalar 11 boyas de fondeo más.

También indicaron que se concedieron 237 autorizaciones para bucear, frente a las 1455 de 2014 y subrayaron el papel que hacen los submarinistas de control de las actitudes fraudulentas como la pesca furtiva.

El convenio de vigilancia y mantenimiento de este servicio

Al respecto de este servicio, que financian la Generalitat y el Ayuntamiento de Dénia, el alcalde de Xàbia, José Chulvi, expuso la predisposición de su municipio de sumarse al acuerdo pero subrayó que en Xàbia hay más de 25 kilómetros de costa y que la Policía Local cuenta con una embarcación para la vigilancia de todo el frente marítimo.

Pero también desde la Conselleria alabaron a Xàbia por su campaña contra la pesca furtiva, realizada en colaboración con los negocios de restauración, lo cofradía de pescadores y los clubes de buceo. Un ejemplo que la Generalitat quiere copiar a nivel autonómico.

Xabia: Tramitación de permisos de buceo

Además, el Ayuntamiento de Xàbia y la Conselleria de Medio Ambiente ultiman un convenio de colaboración según el cual las solicitudes de los clubes se podrán presentar en la OAC (Oficina de Atención al Ciudadano). El resguardo sellado de la OAC se podrá hacer llegar vía telemática a la Conselleria para que resuelva la solicitud en el plazo de dos o tres días. Es una medida que se toma a la espera de poder reformar el Decreto de Usos de la Reserva Marina, y, mediante una aplicación informática, que los propios clubes puedan gestionar un sistema de cupos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.