La responsable de la Fundació, Pepa Ferrando, con la botella que recogerá los mensajes de los escolares

El proyecto Xàbia del Oceanogràfic promueve la conservación de la posidonia entre los escolares

15 marzo, 2019Por: Redacción

0

El proyecte Xàbia de la Fundació de l’Oceanogràfic presentó ayer una nueva línea de actuación con las generaciones futuras. En concreto se trata de una acción para promover entre los más pequeños la importancia de la posidonia oceánica, que vive en el mar y consume el CO2 presente en la aire.

Los representantes de los colegios –Consell dels Xiquets- recibieron una botella de vidrio cargada de buenas intenciones hacia el mar de Xàbia que ayer empezó su viaje y los próximos meses “navegará por los colegios de Xàbia”. La botella iba acompañada de un cuaderno de bitácora para que el alumnado vaya registrando todas las vicisitudes, retos o recuerdos del viaje.

La botella –que irá llenándose con los escritos de compromiso de todos los escolares de Xàbia por mejorar la calidad de nuestro Mediterráneo- viaja en el interior de un cofre de madera, sobre un lecho de posidonia seca, uno de los principales ecosistemas objeto de estudio del proyecto del Oceanogràfic en Xàbia.

Según explicó una de las responsables de la Fundación, Pepa Ferrando, con esta acción pretenden que los escolares “vean las amenazas que hay y puedan hacer unos pequeños gestos cada día, por ejemplo si tienen barco, decirles a sus padres que no tiren el ancla para no arrancar la posidionia”.

Ferrando subrayó que “nos toca a nosotros proteger la posidonia de las amenazas que hay, como la náutica, con algunas zonas del litoral de Xàbia donde está en regresión” y por ello “los niños son los que tienen que protegerla”.

Junto a la botella, le Oceanogràfic devolvió al mar una tortuga que había sido rescatada en Vinaròs, tras sufrir una especie de descomprensión, como la que sufren los submarinistas al ascender rápidemente. Tras dos meses en el Arca del Ocenogràfic de Valencia, la tortuga volvió ayer al mar desde la playa del Arenal de Xàbia.

El acto contó con la presencia del alcalde, José Chulvi y la concejala de Educación, Montse Villaverde, así como un nutrido grupo de escolares que no quisieron perderse el momento en que el quelonio volvió a nadar por el mar Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.