El Rodat se enfrenta a un conflicto tras el cambio unilateral de las condiciones laborales

7 noviembre, 2013Por: Carlos López

10
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Hotel Rodat se encuentra cerrado por reformas, sin embargo, el pasado lunes algunos de sus trabajadores acudieron a su puesto de trabajo como un día cualquiera. Cual fue su sorpresa, ante la decisión de la empresa de no dejarles desarrollar la actividad, pese a ser conocedores que no lo iban a poder hacer.

Los hechos se remontan, según han señalado diversas fuentes, a principios de año. Entonces, el propietario solicitó a los cerca de 25 empleados que hicieran el esfuerzo de rebajarse el sueldo un 10%. No salió adelante la propuesta y tras pasar la temporada alta, el propietario decidió de forma unilateral modificar los contratos: estos dejaron de ser indefinidos y pasaron a ser fijos discontinuos. Un cambio en las condiciones que debe realizarse de mutuo acuerdo.

Algunos de los empleados aceptaron la propuesta y otros la rechazaron, lo que caldeó el ambiente laboral en una instalación que, contrariamente a lo que sucede con hoteles similares en la comarca, nunca había cerrado en temporada baja durante los años que lleva abierto al público. 

Aquellos que rechazaron la modificación de las condiciones, fueron los que el lunes acudieron como un día normal y se montó un pequeño lío con presencia policial incluida. Uno de ellos, explicó a XAD que no le dejaron entrar y decidieron llamar a la Policía para que levantara acta de que no se les había dejado acceder al puesto de trabajo.

Poco después la sección en la Marina de CCOO emitió un comunicado en el que aseguraba que

«esta situación afecta, sobre todo, a las personas trabajadoras con más antigüedad en la empresa, algunos de los cuales permanecen en su puesto de trabajo entre 17 y 20 años. Ya se ha interpuesto la denuncia correspondiente en Inspección de Trabajo y esta misma tarde se van a reunir con el letrado de CCOO para preparar la denuncia en el Juzgado. Estas modificaciones por la vía de la imposición son un abuso producto de una forma de gestión ineficaz, que no considera a los trabajadores y las trabajadoras más que como un mueble más del que se puede disponer a capricho».

Sin embargo, según ha podido saber XAD, las notificaciones se produjeron en tiempo y forma y los empleados sabían que a partir del 5 de noviembre serían enviados al paro. Así permanecerán hasta marzo, cuando de nuevo reabra el hotel de cara a la temporada de 2014 y con un importante lavado de cara y dispuesto a seguir siendo una referencia en toda la provincia de Alicante.

La última palabra sobre si actuó bien o no la empresa, la tendrá la justicia.. a donde ya se han dirigido los extrabajadores que no aceptaron el cambio en sus condiciones laborales. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.