El sector agrario de la comarca se reinventa para paliar los efectos de la crisis sanitaria

3 abril, 2020Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La producción agraria continua en funcionamiento al ser considerada una labor “esencial”. En La Marina, la parálisis de prácticamente todo el sector servicios ha afectado negativamente al sector de la agricultura comarcal y, especialmente, a aquellos productores de hortalizas, frutas y verduras que distribuyen a los restauradores.

El proyecto Xarxa Agrícola de Creama ha recogido la opinión de los productores con el fin de analizar de qué forma está afectándoles la crisis sanitaria y estado de alarma. Uno de ellos, muestra su preocupación a largo plazo ya que, en su opinión, es probable que muchos restaurantes para los que trabaja, tarden en recuperarse y enlacen el confinamiento con una época turística que se prevé que sea floja tras el desgaste y el impacto económico de la actual situación.

La aplicación móvil de El Mercat en Xarxa que Creama lanzó a principios de mes para conectar a agricultores y restauradores y que había tenido tan buena acogida, ha sufrido un freno radical. Esta misma herramienta servía para convocar mercados de proximidad semanales en los municipios de La Marina en los que los productores agrarios pudieran ofrecer su género y establecer contactos con los establecimientos. Con las medidas adoptadas por el gobierno, estos encuentros han quedado pospuestos. Sin embargo, los agricultores consideran que, controlando la asistencia y manteniendo unas estrictas medidas de distancia, seguridad e higiene, muchos de estos mercados que se realizan al aire libre podrían haberse seguido celebrando de forma segura.

Adaptación del sector frente a la crisis

Para compensar los efectos negativos, los productores comarcales han tenido que idear nuevas estrategias. Paralelamente al cierre del sector de la restauración y anular los mercados de proximidad, se ha producido una fuerte demanda de productos frescos (sobre todo de fruta y verdura) para el consumo final en los hogares. Esto ha permitido redistribuir la demanda y destinar la producción que iba dirigida a los restaurantes al usuario. Los agricultores que disponen de puntos de venta físicos han visto multiplicarse las ventas en sus locales.

Mientras, aquellos que no disponen de un establecimiento en el que dar salida a sus productos, han incrementado -de forma sustancial- la venta directa a través de encargos y cestas o cajas Bio-comarca; incorporando el servicio a domicilio. Otros productores también han aumentado sus ventas sumándose a la red de abastecimiento de comercios y supermercados y compensando las pérdidas que acarrea la parálisis de casi la totalidad del sector terciario. Un agricultor afirma que “con un solo viaje, facturo suficiente para aguantar el tirón y ahorro en gastos de carburante pudiendo dedicarles más tiempo a las tareas del campo”.

De todos los agricultores consultados, la Xarxa Agrícola manifiesta que la sensación general es que, de momento, “el golpe económico no está siendo demasiado pronunciado, aunque se haya reducido la venta de productos por alguno de los canales habituales”. “Se ha podido reubicar la demanda a través de la venta directa y a comercios y supermercados”. Sí que señalan que la cancelación de los mercados de proximidad al aire libre ha sido una decisión que ha perjudicado al sector.

La Xarxa Agrícola continúa trabajando con el objetivo de revitalizar el sector de la agricultura comarcal. Más información en www.xarxaagricola.org  y para contactar: xarxaagicola@creama.org o 96 642 60 12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.