El Tosalet fue la zona más afectada por el viento

30 noviembre, -0001Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

La zona residencial del Tosalet fue, con diferencia, la más afectada por los fuertes vientos del sábado, con rachas de hasta 145km/h. En la urbanización más antigua de Xàbia, prácticamente no hay una sola parcela que se ha librado del efecto devastador del viento. Hoy todavía había calles cortadas por árboles caídos, especialmente alrededor de la zona verde de Cap Martí.

Pero, ¿Por qué ha sido tan afectada esta zona?, mientras que en otros lugares los daños han sido significativamente menores, si bien árboles han caído prácticamente por todo el término. Parece ser que son muchos los factores que han podido influir.

En primer lugar, como cabría esperar, la orientación noroeste, dirección de donde venía el viento, fue la peor. Una buena parte del Tosalet encara esta dirección. Asimismo, Costa Nova Panorama, o la Media Luna, donde está la Cruz del Portitxol, que ha sido abatida por un árbol, han pagado las consecuencias de tener la misma orientación.

Pero además el Tosalet, terreno que antiguamente había sido montañoso, no cuenta con una capa suficientemente profunda de tierra, ya que enseguida aparece la roca. Consecuentemente, las raíces de los árboles son poco profundas, y estos no cuentan con un buen agarre.

A esto hay que añadir que, debido a la humedad de la zona, a las lluvias de este invierno y al continuo riego de muchos jardines, los troncos y ramas de los pinos son frágiles y propensos a las roturas.

La tierra también ha sido determinante. La terra rossa del Tosalet ayuda a que el agua se filtre, mucha más que en superficies de margas, y la humedad y el agua también la debilitaron. Resulta bastante llamativo que los árboles que han sido arrancados raíz habían estado casi todos enraizados en la típica tierra roja de esta zona. Mientras que los árboles que crecen en tierras más secas, en todo caso sólo han sufrido alguna rotura de alguna rama.

Otra diferencia de los pinos del Tosalet con los demás, es su tamaño. No sólo se trata de jardines más antiguos que quizá en otras zonas -y es que hay que recordar que antiguamente sólo habían viñas en todo el sur del término y no árboles-, sino que en esta urbanización los pinos crecen muy rápido, como atestiguan sus troncos, seguramente debido a la humedad y los nutrientes de las fosas sépticas. En otras partes de Xàbia, las coníferas no cuentan con tanta altura, y los troncos son relativamente más gruesos.

Además, la mayoría de los pinos rotos del Tosalet no habían sido podados. Se pueden ver muchas ramas secundarias bastante gruesas, pero combadas por el peso, sobre todo, de cientos de piñas, muchas llenas del polen que pronto deberán soltar.

En definitiva, si uno compra un chalet con pinos, debe cuidarlo y podarlos regularmente, para evitar que se «desmadren», y procurar que no se alimente más de lo que le tocaría en condiciones naturales. Sin embargo, a veces hay problemas entre vecinos por pinos que invaden las propiedades del otro. Al igual que está prohibido talar un pino, debería haber una ordenanza que obligara al mantenimiento de los árboles, sobre todo si invaden propiedad ajena o la vía pública.

 

Con todo, quizá sea la Media Luna una de las zonas que más han sufrido el efecto de los viento huracanados, con rachas que en Xàbia alcanzaron los 145km/h. Desde la curva donde está la cruz del Portitxol se ve el valle que se extiende hasta Segaria, lo que convierte a este rincón en el punto de salida al mar de un túnel de viento. No sólo hubo varios árboles caídos en medio de la carretera que sube al Cabo de la Nao y en los bancales, sino que el pino que da sombra a la anteriormente mencionada cruz ha sufrido la ruptura de una rama, que ha tirado el monumento.

Pero lo más llamativo que hemos podido ver ha sido un conjunto de cuatro pinos que habían crecido en el margen de un bancal. La frágil base no pudo resistir el embiste de las fuertes rachas, y los cuatro troncos cayeron sobre la carretera y la vivienda al otro lado, que sólo parece haber sufrido algunos daño sobre el tejado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.