El Tribunal Supremo admite la deducción de los gastos en restaurantes en contra del criterio de la Agencia Tributaria

9 septiembre, 2021Por: Vicente Bolufer

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hasta ahora, la Agencia Tributaria consideraba que las comidas de las empresas y autónomos con clientes y proveedores no eran deducibles, pues no estaban relacionadas directamente con el ejercicio de su actividad. Así, la Administración entendía que se trata de donativos o liberalidades y, por tanto, no podían ser objeto de deducción por prohibirlo así la ley del Impuesto sobre Sociedades.

Sin embargo, una reciente Sentencia dictada por el Tribunal Supremo este año 2021, en el mes de marzo, ha venido a decir que estos gastos sí que podrán ser deducibles, siempre que cumplan con los requisitos generales para ser deducibles, tales como hallarse acreditados y contabilizados. La Agencia Tributaria entendía que los gastos debían estar directamente correlacionados con los ingresos, de manera que las comidas con clientes y proveedores no lo estaban, pues no se lograba con ellos un ingreso directo para la empresa o autónomo. No obstante, el Tribunal Supremo ha matizado que la correlación con los ingresos debe entenderse de una manera amplia, por lo que estos gastos serán deducibles aun sin conllevar un ingreso directo para la empresa o autónomo, siempre que contribuyan a un mayor beneficio, aunque sea futuro.

Este criterio del Alto Tribunal se debe a la interpretación del artículo de la Ley del Impuesto sobre Sociedades que dice que los donativos y liberalidades no serán fiscalmente deducibles. Este mismo precepto dispone que, como excepción a la regla general de la no deducibilidad, sí deben entenderse deducibles los gastos por relaciones públicas con clientes o proveedores y los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa, así como los realizados para promocionar, directa o indirectamente, la venta de bienes y prestación de servicios.

En lo que interesa a este artículo, la cuestión que se sometió a debate casacional ante el Tribunal Supremo fue la necesidad de determinar si la interpretación del artículo de la Ley del Impuesto sobre Sociedades que regula la no deducibilidad de los donativos y liberalidades, permite entender que cualquier gasto acreditado y contabilizado que no denote una correlación directa e inmediata con un ingreso empresarial ha de constituir necesariamente una liberalidad, que no resulta por tanto deducible; o si, a los efectos de excluir legalmente la deducibilidad de los gastos no correlacionados con los ingresos ha de ser entendida en un sentido más amplio -no limitado a lo dicho en el citado precepto de la ley del impuesto – de manera que la exigencia de aquella correlación, directa e inmediata, sea condición precisa para la deducibilidad de cualquier gasto, como sostiene la Administración tributaria, aun cuando ese gasto no pueda ser considerado como un donativo o una liberalidad, gratuita por tanto.

Pues bien, la respuesta dada por el Alto Tribunal fue que el mencionado artículo de la ley debe interpretarse en el sentido de que los gastos acreditados y contabilizados no son deducibles cuando constituyan donativos y liberalidades, entendiéndose por tales las disposiciones de significado económico, susceptibles de contabilizarse, realizadas a título gratuito; serán, sin embargo deducibles, aquellas disposiciones -que conceptualmente tengan la consideración de gasto contable y contabilizado- a título gratuito realizadas por relaciones públicas con clientes o proveedores, las que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa y las realizadas para promocionar, directa o indirectamente, la venta de bienes y prestación de servicios, y todas aquellas que no comprendidas expresamente en esta enumeración respondan a la misma estructura y estén correlacionadas con la actividad empresarial dirigidas a mejorar el resultado empresarial, directa o indirectamente, de presente o de futuro, siempre que no tengan como destinatarios a socios o partícipes.

Esta doctrina jurisprudencial abre el camino a que las empresas y autónomos puedan deducirse, entre otros, los gastos de comidas con clientes o proveedores que, hasta ahora, la Agencia Tributaria consideraba no deducibles y, por tanto, no servían para minorar la base imponible fiscal.

Si quieres más información puedes ponerte en contacto con el despacho de abogados Ferrer y Asociados en el email: ferrerasociados@ferrerasociados.com

 

En Moraira
Avenida del Portet, 52
Moraira

965743327
En Jávea“Centro Comercial Arenal”
Avda del Pla nº 126
Despacho 2.04
Jávea (Alicante)

965754402

 

 

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.