Joaquín Sorolla. Escaldando la uva, Jávea. 1900. ©Museo Sorolla, Madrid, nº inv. 479, BPS 1285

«Escaldando la Uva. Jávea» de Joaquín Sorolla, un cuadro de la pasa en el Museo Sorolla

15 agosto, 2022Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 5 minutos

 

por David Gutiérrez Pulido**

 

Ahora que entramos en el 15 de agosto y el inicio de lo que, en tiempo atrás, se iniciaría el escaldo de la uva o la elaboración de la pasa, vamos a recordar esta tradición a través del análisis y el devenir de un cuadro pintado por Joaquín Sorolla en Xàbia, el titulado Escaldando la uva, Jávea (1900) conservado en el Museo Sorolla de Madrid (nº inv. 479, BPS 1285).

El presente cuadro es un óleo sobre lienzo (66 x 88 cm) y está firmado en el ángulo inferior izquierdo como J. Sorolla Bastida / 1900. Muestra un momento concreto de los trabajos de la elaboración de la pasa en Xàbia en el escenario del exterior de un riurau, mostrando uno de los arcos rebajados del mismo, con sus paredes encaladas que inunda una gran luminosidad que casi nos obliga a entornar los ojos. La composición del cuadro se basa en una diagonal lo que nos obliga a imaginar la línea de arcos que poseen este tipo de arquitecturas. Un joven fogonero vestido a la usanza, resaltando su camisa en color rosáceo, se encuentra junto al horno vigilando el fuego. Sorolla hace resaltar estas llamas con sus toques rojos, naranjas y amarillos que contrastan con los colores negruzcos del horno. A la izquierda, un conjunto de capazos vacíos nos indican que ha concluido una jornada de escaldar a la espera de que llegue otra remesa de uvas.

Riuraus en la partida de La Mezquida. Finales s.XIX – Ppios s.XX. (Fondo Chorro, Archivo Municipal de Xàbia)

En el plano medio del cuadro lo que inunda es la sombra que produce el interior del riurau. A pesar de la oscuridad, podemos apreciar a un grupo de personas que se encuentran trabajando en su interior. A la izquierda un pasero se encuentra agachado manipulando los capazos. Sorolla describía en una carta a su amigo Pedro Gil cómo le llamaba la atención las personas agachadas y sudorosas”1. A continuación, se vislumbra otro grupo de personas y entre ellas una mujer, se trata de una esparcidora, la persona que se ocupa de esparcir la uva recién escaldada sobre el cañizo. Y en el extremo opuesto del grupo, se intuye a un hombre de pie portando una cassa (especie de colador de grandes dimensiones) en el momento previo de volcar la uva escaldada sobre el cañizo. Sobre el horno pintado y en el plano de sombra, unas manchas grisáceas ofrecen la sensación del humo que se genera del horno, Sorolla también le describe a su amigo cómo hombres, mujeres y chicos, entre el humo de la lejía hirviendo, cuecen la uva y la extienden sobre cañizos”. Esta visión que le impacta es lo que el pintor está intentando reflejar en la presente pintura.

Por último, tras la sombra del interior del riurau, se aprecia dos oquedades, el arco rebajado paralelo al que nos muestra en primer plano y una estructura adintelada. A través de estas aberturas, la luz nuevamente se impone al final del cuadro con una pequeña franja de tierra que termina en una pared encalada. Con este efecto, Sorolla consigue captar un juego de fuertes contrastes de luces y sombras que será una característica que destacará en sus cuadros de 1900 en Xàbia.

Además de los fuertes contrastes lumínicos, el cuadro es todo color, el dibujo ha desaparecido para que las formas se generen a base de las pinceladas que son creadas de una manera rápida y enérgica. Son pinceladas de color independientes y no mezcladas, muy individualizadas. Aunque la sensación es de ser un estudio, la verdad es que es un cuadro terminado que será enmarcado y mostrado en diversas exposiciones.

Riurau de los Bover-Cruañes en la actualidad

El cuadro fue pintado en la tercera estancia de Joaquín Sorolla en Xàbia, entre el 5 de agosto y el 18 de octubre de 1900, pero de manera más precisa se tuvo que pintar en una fecha posterior al 13 agosto (momento en que se inició el escaldo). En este año, Sorolla realizó 10 pinturas que están relacionadas con esta temática así como numerosos dibujos preparatorios. El escenario concreto en donde se pintó esta obra es el riurau de los Bover-Cruañes, una arquitectura de la segunda mitad del siglo XIX que se conserva al día de hoy2.

 Christian Franzen y Nissen. Vivienda de Sorolla en la calle Miguel Ángel. Ha. 1905. ©Museo Sorolla, Madrid, nº inv. 81192

¿Qué pasó con esta obra una vez que se concluyó? Una vez que Sorolla terminó su estancia, todas las obras se depositan en su casa-estudio del Pasaje de la Alhambra (Madrid). Cuando en 1905 Sorolla y su familia se trasladan a una nueva residencia en la calle Miguel Ángel (Madrid), el pintor escoge esta pintura para decorar una de las estancias de la nueva casa, así aparece en una fotografía realizada por su gran amigo, el fotógrafo Christian Franzen y Nissen (Museo Sorolla, nº inv. 81192).

Posteriormente, Sorolla seleccionó el cuadro para mostrarlo en sus exposiciones individuales. Con respecto a la primera, celebrada en París en 1906, aunque en el catálogo aparece con el nº 82 una obra titulada Préparation des raisins secs, no es segura su participación, tampoco existe ningún número en el reverso o bastidor que haga pensar que fuera a París ni aparece captada en ninguna fotografía de la época. Lo que sí que parece es que viajó a la exposición de Londres de 1908, así aparece en el listado personal de Sorolla (Museo Sorolla, nº inv. DA/320), pero al no poder exponerse todas las obras seleccionadas, esta pintura no quedó a la vista del público.

Anónimo. Exposición de Sorolla en Boston. 1909. ©Museo Sorolla, Madrid, nº inv. 81398.

Después viajó a Nueva York, en 1909, para participar en las diversas exposiciones individuales en la Hispanic Society (Nueva York, nº inv. 44) y en las ciudades de Búffalo y de Boston. En esta última exposición, aparece el cuadro colgado en una de las fotografías de la misma (Museo Sorolla, nº inv. 81398). La obra no fue vendida en ninguna de ellas y por tanto regresó a la casa-estudio de Sorolla en donde se ha mantenido hasta el día de hoy. Tan sólo salió de su casa para ser mostrada en dos exposiciones, la primera de ella en la muestra titulada Sorolla B. a Xàbia, que se celebró en 1998 en esta población, y después en 2014-15 en la exposición titulada Sorolla en Jávea y mostrada en el Museo de Bellas Artes Gravina (MUBAG) en Alicante.

***David Gutiérrez Pulido

Ldo. Historia del Arte

www.sorollajavea.wordpress.com

 

1 TOMÁS FERRÉ, Facundo et al., Eds: Epistolarios de Joaquín Sorolla I, Barcelona, Antrophos, 2007, pp. 145-147, n. 106.

2 GUTIÉRREZ PULIDO, David: Xàbia en la vida y obra de Joaquín Sorolla. Xàbia: Ajuntament de Xàbia, 2021 (I Premi d’Investigació Vila de Xàbia), pp. 82 y 125.

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Un comentario en “«Escaldando la Uva. Jávea» de Joaquín Sorolla, un cuadro de la pasa en el Museo Sorolla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.