Espectacular jornada ciclista con la llegada de la Vuelta al Puig Llorença

31 agosto, 2015Por: Guiomar

0

La novena jornada de la Vuelta a España, con llegada a Benitatxell, al alto de Puig Llorença, congregó a miles de aficionados quienes acogieron a los corredores en las últimas duras rampas de la subida a Cumbres del Sol. Una gran fiesta ciclista que atestiguó el creciente entusiasmo por el deporte de las dos ruedas.

upload_-1 (2)Increíble el ambiente vivido desde la mañana del domingo, día señalado para el descubrimiento por la Vuelta de esta cima, catalogada de segunda en la primera pasada, y de primera en la meta ubicada en las antenas del Puig Llorença. Miles de aficionados acudieron a la cita, abarrotando las cunetas, especialmente en los repechos que alcanzaban el 26%, pero también en todo su paso por Xàbia.

Entre ellos encontramos a dos ciclistas ilustres de la comarca, Ade Moll y Alicia Margalejo, atentos a pocos metros de meta al desenlace a de la etapa, pero también a muchos otros deportistas locales y comarcales, entre ellos un gran número de chicas, algunas muy jovencitas, y niños que subieron hasta arriba en bicicleta, evidenciando que la práctica de este deporte une a toda la familia.

El primer paso por la urbanización de Cumbres del Sol, que subía por el lado más duro, desde la carretera entre Moraira y Benitatxel, vio como un grupo de escapados sufría por las rampas y el calor. Fue impresionante ver el tremendo esfuerzo de los ciclistas, las caras agónicas, el sudor a chorros, vivirlo de cerca, sentir su dolor y su agonía… Y todo para nada, ya que unos 30 kilómetros más tarde la fuga fue neutralizada por el implacable pelotón, donde los gallos del pelotón ya afilaban cuchillos.

primer paso por el alto de Cumbres del SolTras el primer paso, la carrera bajó hacia Benitatxell por el lado que da a la Granadella y siguió hacia Teulada, Gata por la garganta y Xàbia, atravesando la carretera del Pla y Travesía Cansalades, para volver hasta Benitatxell y bajar hacia Moraira, con el fin de ofrecer el espectáculo de la lucha por la etapa sobre las mismas rampas, pero con diferentes protagonistas.

El murciano Alejandro Valverde (Movistar) fue el primero en intentarlo, pero el favorito y portador del dorsal número 1, Chris Froome (Sky), sin cebarse con los intentos de escapada, terminaba siempre dando alcance a su ritmo. Y justo en el cruce en el que la carrera viraba para esta vez subir hasta las antenas, el británico dio un golpe de efecto ante el que sólo el neerlandés Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) supo reaccionar, acompañado después por Purito Rodríguez (Katusha). El ataque fue demoledor y definitivo, evidenciando quiénes son los más fuertes en esta Vuelta que aún no ha visto la gran montaña.

En la meta del Puig Llorença Dumoulin fue el más fuerte, alzándose de paso con el liderato en la Vuelta y el maillot de la combinada, seguido de Froome y Purito, siendo cuarto el italiano Fabio Aru (Astana) y quinto el ruso Rafal Majka (Tinkoff-Saxo). Los ciclistas del Movistar, el colombiano Nairo Quintana y Valverde, cerraron el grupo de los más fuertes y entre los que con mucha probabilidad estén los mejores de la edición 2015 de la Vuelta a España.

El hasta entonces líder, Esteban Chaves (Orica-GreenEdge), otra de las grandes esperanzas colombianas, perdió el maillot pero no la sonrisa en las rampas de Cumbres del Sol, y por lo menos pudo enfundarse el maillot verde de la regularidad.

Cabe destacar la gran presencia de colombianos acompañando la Vuelta. Colombia, un país que en los ochenta tuvo a grandes representantes en el ciclismo profesional (Fabio Parra y Lucho Herrera), está viviendo un renacer en su afición con jóvenes que apuntan a lo más alto, como Chaves o Quintana, y con un equipo profesional del país.

el ganador de la etapa DumoulinEn cuanto al resto del podio, a destacar el premio al corredor más combativo de la etapa, Omar Fraile (Caja Rural) y el maillot de la montaña que logró. Omar es compañero de equipo de Antonio Molina, ciclista profesional javiense que no participa en la Vuelta, pero que sí estuvo presente en la etapa como un aficionado más.

 

Además de los aficionados y del Lorenzo, que acogieron a los ciclistas en la Cumbre del Sol, la vecina población de Teulada-Moraira tuvo la original idea de saludar a la Vuelta con un montaje sobre un eral de cientos de paraguas dando la bienvenida a la carrera.

Para despedirme en este artículo, decir que me quedo con ganas de que la gran fiesta ciclista vuelva otra vez por la comarca para volver a vivir la alegría, el entusiasmo, la unión, la afición y todas esas maravillosas sensaciones que mi deporte favorito es capaz de transmitir.

 

Más fotos de la etapa: https://picasaweb.google.com/100480838569446263361/VueltaAEspana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.