Extraen 20 hamacas de los fondos marinos de la Granadella

11 agosto, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La Cala Granadella se ha transformado durante el día de hoy. Desde primera hora de la mañana los operarios de una empresa local trabajan en el rellenado del socavón producido durante la riada del miércoles. Mientras, en el otro lado de la playa, los bañistas disfrutan del baño.. eso sí, con un agua de color marrón fruto de los sendimentos arrastrados el miércoles y elementos en el fondo, como las 20 hamacas que el club de Buceo La Rana ha extraído hoy.

Según ha informado el Ayuntamiento los operarios trabajarán durante el sábado hasta la hora de comer y pararán por la tarde y el domingo. El lunes a primera hora volverán a la zona para continuar con el rellenado.

En declaraciones a XAD, la concejala de Servicios, Kika Mata ha explicado que en primer lugar se taponará el hueco con “piedra de escollera procedente de la cantera de Gata”, posteriormente se depositarán áridos y encima los cantos rodados.

Acceso abierto en autobús pero condicionado a los trabajos mientras se desarrollen

La concejala ha explicado que el acceso a la Granadella está abierto, pero «está condicionado al paso de los camiones ya que la carretera que conduce a la playa no es muy ancha y para evitar atascos». En este sentido, ha destacado la importancia de la coordinación entre los camiones y el autobús “para que no se crucen” y ha subrayado el papel de la Policía Local de Xàbia. Por ejemplo, el autobús y el camión van juntos uno detrás del otro para no cruzarse en la carretera y provocar un atasco.

«Cerrar el barranco fue una decisión dura y valiente»

Tras la riada, la concejala xabiera ha reconocido “hemos visto que gracias a dios no ha pasado nada” y ha comentado que la decisión del cierre del barranco “fue dura y valiente, pero ahora mismo vemos que ha sido para bien, por todo lo que hemos podido evitar”.

Mientras en la Cala los operarios se afanan para ir tapando el socavón, y unos buzos del Club La Rana, se han encargado de sacar de mar 20 hamacas que se llevó la riada. Un proceso para el que han contado con la ayuda espontánea de los bañistas. Además, han señalizado con boyas improvisadas las sombrillas y otros elementos que no han podido sacar y se quedarán en el mar.

Otra de las preocupaciones es que el agua de mar recupere su color azul turquesa, los expertos consultados afirman que en dos o tres días podría volver a tener ese color característico de la playa que cuenta con la bandera azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.