Federico Ibáñez escribe una fábula sobre el semidiós del Portitxol

29 mayo, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Federico Ibáñez, que fuera director general del Libro en uno de los primeros gobierno del PSOE en España reside en Xàbia desde hace muchos años, de hecho está afiliado al PSOE local. Un lugar cuya belleza ha inspirado a muchos y conocidos artistas, y como no podía ser menos, al propio Ibáñez que durante las noches y en el whatsapp ha escrito la fábula «La decisión de Portícolo el silvano».

Se trata de un cuento en el que el protagonista es un semidiós que vive en el Portitxol, es un «divertiment» afirma, pero esta obra «captura la esencia» de este mágico lugar de nuestra costa, que a su juicio «hay que proteger». Lo presentó hace unas semanas a sus amigos en la casa que construyeron sus padres en la zona, entre ellos el alcalde de Xàbia, José Chulvi, el presidente de la Fundació Cirne, Enric Martínez, o la escritora Pepa Guardiola.

Advertencia que Federico Ibañez ha puesto en las primeras páginas de la fábula que dedica a Esperanza , María Gabriela, Aitana , y Amparo

Narra la historia de Portícolo, un semidiós del bosque que habita en l´Illa del Portitxol. Es «el espíritu» de uno de los pocos tramos de costa que se ha salvado del negocio urbanístico.

Federico, Esperanza y Portícolo se rebelan contra el imparable «progreso». No entienden que se quiera abrir este litoral en canal para construir una gran alcantarilla que recoja las aguas fecales de todas las urbanizaciones (es ficción, pero tampoco parece muy descabellado). «Balcón al Mar, Ambolo, la Falzia, el Trencall, Mar Azul y tu Portitxol; mierda de todos los países en cantidades medidas por toneladas», se lee en el cuento.

Los protagonistas, como el autor, se niegan a que se abra una herida así en un lugar de tanta belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.