Ferrer no pudo contra Federer en la Copa Masters

24 noviembre, 2011Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras un inmejorable comienzo de la Copa Masters, en el que David Ferrer batió a Andy Murray y a Novak Djokovic, el de Xàbia se quedó en semifinales al no poder superar a Roger Federer, perdiendo ante el suizo por 7-5 y 6-3 en el O2 Arena de Londres.

Ferrer debutó fuerte en la Copa Masters, a la que estaban invitados sólo los 8 mejores tenistas del año. En su primer partido se deshizo del escocés Andy Murray (3º en el ATP) por 6-4 y 7-5, tras dos horas de juego, y además en pista rápida. Nunca antes había ganado el de Xàbia al británico, pero Ferrer, 5º del Mundo, jugó centrado y fuerte. Desde el primer set, David se atrevió a acercarse a la red y hacer mover a su rival, agotándolo.

En su segundo partido David jugó pletórico, derrotando al nº1 mundial, el checo Novak Djokovic, por 6-3 y 6-1 en sólo una hora y cuarto, haciendo soñar a toda Xàbia que pasaría a la final, y quedando clasificado automáticamente para la siguiente ronda.

Pero antes debía enfrentarse a Thomas Berdych. David comenzó muy metido en el partido y firmó una primera manga impecable (3-6), sin apenas errores y buscando complicarle la vida al checo. En la segunda manga Ferrer siguió jugando bien hasta que cedió dos puntos. A partir de ese momento, el de Xàbia comenzó a fallar y Berdych se llevó la segunda y la tercera manga (7-5 y 6-1).

La derrota significó que David debía enfrentarse en semifinales a Federer, en vez de a Tsonga, y encima con menos horas de descanso, lo que resultó fatídico para nuestro tenista que fue animado multitudinariamente por los suyos desde una pantalla gigante instalada en la Casa de Cultura.

Pero Roger Federer no tuvo problemas para clasificarse por séptima vez para la final de la Copa Masters, ni para derrotar a «Ferru» por decimotercera vez, por 7-5 y 6-3 en una hora y veinticinco minutos. El de Xàbia, sin embargo, salió motivado ante la ocasión y lo intentó, sobre todo en el décimo juego cuando llegó a tener al «Expreso suizo» ante las cuerdas. Pero fue casi un espejismo porque Federer jugó tranquilo y dominó el partido de principio y a fin.

Ahora David descansará un poco antes de comenzar la concentración en Sevilla con el equipo de la Copa Davis, para jugar la final contra Argentina el próximo fin de semana.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.