Imagen 01: Helena Sorolla con su familia en lo alto del cabo de San Antonio en Xàbia (1969. Colección particular de la familia Lorente Sorolla)

Helena Sorolla García en Xàbia (y 2)

16 marzo, 2020Por: Redacción

4
Tiempo de lectura: 4 minutos

Retomando el artículo que le dedicamos a Helena Sorolla la semana pasada, habíamos presentado a la hija de Joaquín Sorolla disfrutando en su infancia del paisaje y el mar de Xàbia. Y destacamos su faceta artística como escultora. Una faceta que fue dejando apartada poco a poco a raíz de su boda con Victoriano Lorente en 1922. Tras la muerte de su padre en agosto de 1923 y el nacimiento de hasta 7 hijos, no tuvo tiempo ni espacio para seguir esculpiendo de una manera regular y decidió por dedicarse por completo a su familia. Eso no quita que creara obras de una manera puntual y privada, moldeando y esculpiendo retratos de todos sus hijos a medida que iban naciendo.

Como colofón a su pasión escultórica, quiso concluir su trayectoria con un autorretrato realista y sincero una vez que falleció Victoriano Lorente, cuando Helena Sorolla tenía 72 años. Una vez que se quedó sola, Helena disfrutó de los veranos con su familia en lugares como Villajoyosa, Benidorm o La Alcudia. Pero en el verano de 1969 decide regresar con parte de su familia a Xàbia para veranear y al mismo tiempo recorrer los lugares en donde pintó su padre y en donde ella misma disfrutó de las estancias veraniegas cuando era niña.

Imagen 02: Boda de Helena Sorolla y Victoriano Lorente (1922. Colección particular) y Helena Sorolla con sus siete hijos (ca. 1940. Colección particular)

Según recuerda Fabiola A. Lorente-Sorolla, desde Sigüenza llegaron en coche a Xàbia y aquí el padre de Fabiola buscó el alquiler de una casa baja que se encontraba cerca de la playa del Arenal, posiblemente en torno al primer Muntanyar. En aquel momento, la playa del Arenal no estaba tan masificada de construcciones vacacionales ni restaurantes, aunque fue en la década de los 60 cuando se potencia el boom turístico. Cuando Helena Sorolla y su familia pasaban el tiempo en la playa del Arenal, el Parador Turístico ya se había inaugurado así como el primer chiringuito y lugar de comidas “La Fontana” que ya ofrecía sus servicios desde 1963, siendo el primero en ver el negocio turístico.

Los descendientes de Helena Sorolla han rebuscado entre las fotos familiares cediéndonos una imagen en donde se encuentra Helena rodeada de algunos de los mientras de su familia, disfrutando de la playa con los edificios de los primeros apartamentos construidos en el Arenal de fondo.

Imagen 03: Helena Sorolla y su familia disfrutando en la playa del Arenal de Xàbia (1969. Colección particular)

Entre sus excursiones sabemos que Helena Sorolla y su familia subieron a lo alto del Cabo de San Antonio disfrutando del paisaje que vió su padre, tal y como lo demuestra otra de las fotos personales que nos ha cedido la familia. Recordemos que Joaquín Sorolla hizo varias excursiones por el entorno de Xàbia, y en su estancia de 1898, subió a lo alto del cabo acompañado por su discípulo Vicente Montesinos y del xabiero Antonio Serer Marí como ya escribimos en su momento.

También recuerdan que pasearon por el puerto de Xàbia, un puerto que nada tenía que ver con aquel que recordaba Helena Sorolla de niña en donde fue pintada por su padre. Ahora, la antigua Caleta ya había sido anegada a causa de la ampliación del puerto en la década de los 50. Nos cuenta Fabiola que su abuela se sorprendió mucho al ver ese nuevo paisaje y se disgustó al no encontrarse con esa cala tan pintoresca de aguas cristalinas que ella recordaría.

Imagen 04: La Caleta, Jávea (1898. Colección particular) tal como la conoció Helena Sorolla de niña pintada por su padre Sorolla y la Caleta anegada tal como la conoció en 1969 (Imagen: Postal de Jávea principios de los años 70)

Una anécdota curiosa que aconteció fue la búsqueda de un xabiero que parece que ayudó a Sorolla en sus excursiones llevándole lo necesario para que pudiera pintar. Indagando entre la gente de la zona, Helena Sorolla y su familia consiguieron localizarle aunque lamentablemente no recuerdan el nombre de esta persona. No pudo ser el “Tío Eugenio” o Eugenio Sivera Mata, modelo que fue de Sorolla en su cuadro Niño sobre una roca (Museo Sorolla, inv. 722) ya que éste había fallecido unos años antes, en 1962.

Lamentablemente no hay muchos más recuerdos que contar de aquel regreso de Helena Sorolla a Xàbia pero los suficientes para enfatizar la presencia de una destacada artista en este rincón del Mediterráneo. Finalmente, Helena Sorolla falleció en Madrid el 16 de marzo de 1975 y fue enterrada en el panteón familiar de los Sorolla en Valencia.

Imagen 05: Fabiola A. Lorente-Sorolla, biznieta de Sorolla y nieta de Helena Sorolla. Autorretrato de Helena Sorolla (1967. Colección particular)

 

Para concluir, quiero agradecer nuevamente a Fabiola A. Lorente-Sorolla y a su familia por compartir sus experiencias y recuerdos así por su tiempo en haber buscado la documentación gráfica personal y darnos permiso para compartirla. Fabiola continúa el gen artístico de Joaquín Sorolla y Helena Sorolla siendo pintora y grabadora dirigiendo su propia escuela en Madrid bajo el título Alma Sorolla Arte al mismo tiempo que está estudiando Historia del Arte. Esperemos que podamos disfrutar de su presencia y de su obra en Xàbia lo más pronto posible.

David Gutiérrez Pulido
(Ldo. Historia del Arte)
sorollajavea.wordpress.com

4 comentarios en “Helena Sorolla García en Xàbia (y 2)

  1. Muchas gracias por saciar periodicamente nuestro hambre de Sorolla. David, haces una labor divulgativa esencial y esperada de una manera impecable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.