Impugnadas las elecciones sindicales en el Ayuntamiento que ganó el colectivo de oficinistas

26 febrero, 2019Por: Carlos López

1
Tiempo de lectura: 3 minutos
De los nueve representantes en la Junta de Personal el personal de oficina obtuvo cuatro

Las elecciones sindicales en el Ayuntamiento de Xàbia han sido impugnadas por uno de los sindicatos que participaron en el proceso electoral que deparó la victoria del colectivo de oficinistas, un grupo de empleados no adscritos a ninguna de las centrales sindicales

Según ha podido saber esta redacción los sindicatos y este grupo están citados en la dirección territorial de Trabajo en Alicante este viernes con el fin de estudiar esa impugnación y decidir que solución toma el ente autonómico que actuará como un árbitro en todo el proceso. Las fuentes consultadas han señalado que la solución podría ser la repetición de las elecciones o ratificar el proceso electoral.

A la espera de esa decisión, los empleados municipales tanto el personal laboral como el fijo observan como ha surgido de la nada el Foax (Funcionaris d’Oficines de l’Ajuntament de Xàbia) que consiguió la mayoría de los puestos en esas elecciones. Sacó 4 de los 9 puestos de la Junta de Personal con un 45% de los votos.

Por detrás quedó el Sindicato de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) con dos representantes, y un representante obtuvieron el CSIF, CCOO y Sipol (Sindicato de Policías Locales de la Comunitat Valenciana). La otra gran central sindical, la UGT, no se presentó a las elecciones.

En términos absolutos votaron 156 funcionarios de los 197 que estaban en el censo electoral, y el reparto de los votos fue el siguiente: Foax 71, SPPLB 35, CSIF 22, Sipol 14 y CCOO 11.

Mientras, en lo que respecto al Comité de Empresa que es el órgano de representación del personal laboral, solo se presentó el CSIF a las elecciones y fue votado por 36 empleados, sobre un censo de unas 100 personas.

XAD ha tenido acceso al manifiesto fundacional de este grupo que si bien no está englobado en un sindicato al uso tiene toda la legitimidad legal ya que así lo permite el reglamento de este tipo de procesos de electorales.

En él se recoge que no se han producido “ni una sola asamblea general de trabajadores en los cuatro años de mandato de la Junta de Personal”, tampoco “se ha informado de los asuntos a tratar en las mesas negociadoras, y que el calendario laboral se entregaba en el mes de marzo o abril”. Además apuntan que había “una falta de información” y aseguran que “sobrevivían de los cuchicheos que podían hacerse sobre estos temas”, algo que “dependiendo de quien lo contara tenía versiones diferentes”.

Asimismo se refieren a que “todos somos funcionarios” pero reconocen que hay dos grandes bloques “con necesidades diferentes” (el personal de oficina y los policías locales), y se preguntan como podía ser que el “mayor grupo de funcionarios que presentan servicios en las oficinas municipales se pudieran sentir infra-representados en la Junta de Personal”.

Las propuestas de los oficinistas

En su programa electoral, los oficinas del Ayuntamiento de Xàbia piden “realizar un estudio de las necesidades del personal municipal” y una cuestión que sobrevuela desde hace ya algunos años la actualización de la Relación de Puestos de Trabajo (una especie de estudio sobre la estructura municipal de empleados que permitiría reordenar y distribuirlos de la forma más eficiente para el funcionamiento y que, además, tendría efectos económicos al equiparar los salarios y las productividades).

Igualmente reclaman la elaboración de planes de formación internos, según apuntan el personal ha pasado a trabajar “en MS-Dos al Windows 10” y piden “planes para reciclar al personal”. En esta línea añaden “la formación es futuro, y unos recursos humanos bien formados benefician al Ayuntamiento, incrementan la productividad e incentivan al personal”.

En lo que si coinciden todos los sindicatos, según ha podido comprobar esta redacción, es que en materia de personal el Ayuntamiento se encuentra bastante atrasado y tienen la sensación de estar en 2015 o en 2011. Ya que una de sus principales aspiraciones aprobadas aquel año, la consolidación de las plazas del personal que no es fijo lleva guardada en el cajón desde entonces, algo que sumado a las restricciones en la contratación de personal por la ley de Racionalización de la Administración Local aprobada en 2012 y la baja tasa de reposición (el 10% de las plazas que se perdían) obliga a tomar decisiones políticas que en todo caso deberán afrontarse por el equipo de gobierno que salga de las urnas el 26 de mayo.

Un comentario en “Impugnadas las elecciones sindicales en el Ayuntamiento que ganó el colectivo de oficinistas

  1. Ya era hora de tener gente competente defendiendo a los funcionarios del Ajuntamiento, hasta ahora la PL era los que imponian sus mayoria y los demas a jod……

    El viernes a torear el morlaco a Benidorm , seguro que Juan Carlos se viene con las 2 orejas y el rabo.

    Los perdedores no saben perder y lo impugnan por rabia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.