Inquietudes de una javiense

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Como todos los años, llega el agosto y a algunos vecinos de Jávea nos toca sufrir los contratiempos del verano.
A primeros de verano, el Ayuntamiento lanza un bando donde se dice que en agosto todas las obras deben cesar para que no se moleste a los turistas que vienen de vacaciones a Jávea. Dicho bando podría ampliarse a las 24h del día, cosa que sería maravilloso, así todos descansarían durante el día de esos molestos ruidos de las obras, y durante la noche, de esos turistas que no representan nada bien a su país.

Yo me pregunto, ¿qué ocurre cuando llega la noche y la gente que trabajamos también queremos descansar????

Ciertamente, no ocurre nada en absoluto. Soy una vecina del Colomer, y a 20 metros de mi casa hay un chalet que se alquila todos los años por agosto. Hace unos cuatro años que viene una pandilla de jóvenes franceses deslamados, a los que les importa bien poco que a su alrededor haya gente que quiera dormir durante la noche (somos bastantes casas a su alrededor y todas bastante juntas). Jóvenes que tienen puesta la música bien alta hasta las 3, 4 ó 5 de la madrugada, que hablan a gritos, y que chillan cuando les apetece, o se bañan en la piscina haciendo todo el ruido posible, como si disfrutasen de la situación, y demás está decir, cuando vienen de la discoteca a las 3 o 4 de la madrugada, para ellos vuelve a empezar la fiesta en la terraza. Imagínese todo esto algún día de los que por cualquier cosa les resulta difícil conciliar el sueño. Como yo hay cientos de personas en Jávea que sufrimos los mismos “ataques nocturnos”, y algunos todos los días.

La situación hasta ahora cada año la solucionaba llamando a la policía, que llegaba a los diez minutos, y muy felizmente para mí, ponían fin a esas juergas nocturnas de inmediato. Al menos algo funciona en Jávea como Dios manda, pensaba yo (a no ser que pese el hecho de que un conocido diputado viva exactamente enfrente del mencionado chalet).

Este año, la situación no se ha solucionado como esperaba, pues cuál fue mi sorpresa cuando llamé a la policía, y muy amablemente me dijeron que no había efectivos suficientes para atender esta clase de llamadas. Había cosas más importantes qué atender, como bien es cierto y todo el mundo sabe, pero podía poner una queja en el Ayuntamiento al día siguiente, según me indicó el agente. Dicha queja podría ponerla, pero bien sabemos todos que las solicitudes y demás al Ayuntamiento se demoran una eternidad, o no se contestan nunca. Bueno, tal vez si la presento me sirva dentro de dos veranos, ¿quién sabe????

Cuando colgué el teléfono a las 2 de la madrugada, esos desalmados seguían con sus alaridos sin preocuparles nada ni nadie. Qué rabia me dio pensar que nadie puede o quiere hacer nada al respecto. Bien está que tengamos que cuidar al turista, pero, ¿quién cuida de nosotros? Ni siquiera nuestros efectivos pueden hacerlo. Y ellos realmente se ven impotentes al respecto. Bastante tienen con lo que tienen que enfrentarse todos los días. Pues bien se ha puesto la cosa en esta nuestra Jávea, pero ese es otro tema.
Yo me pregunto, ¿qué es lo que ha fallado este año? Si el índice de delincuencia ha subido, ¿por qué no el número de agentes? Ciertamente me sentiría más protegida.

A.B.C.

 

Ver artículo original (124 lecturas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.