Teniente Soliveres: La guardia civil sacó a vecinos de sus viviendas con las llamas a centímetros de sus caras

12 octubre, 2016Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

La Guardia Civil de Jávea ha celebrado hoy el día de la patrona, la Virgen del Pilar, en un acto en el cuartel que ha estado marcado por la lluvia que ha obligado a modificar el programa previsto. Un día en que el cuartel se abre de par en para todas las familias de la Benémerita, pero también para todos los ciudadanos.

Tras la misa presidida por la imagen de la “Pilarica” que han oficiado los párrocos don Fernando y don Salvador, se han producido los discursos en una carpa habilitada para el ágape. No ha sido posible por la lluvia, ni el homenaje a los agentes caídos en servicio, un acto muy emotivo, ni tampoco el izado de la bandera, o el disparo de las salves.

Una fuerte tromba de agua obligó a parar la celebración religiosa durante unos minutos, tras resguardarse todos los presentes en los soportales del cuartel, el párroco la retomó diciendo "la lluvia no nos para"
Una fuerte tromba de agua obligó a parar la celebración religiosa durante unos minutos, tras resguardarse todos los presentes en los soportales del cuartel, el párroco la retomó diciendo «la lluvia no nos para»

El teniente de la Guardia Civil de Jávea, Javier Soliveres, ha ofrecido un discurso en el que ha recordado la cartilla del cuerpo que redactó el duque de Ahumada en 1845. En su artículo seis se refiere a los agentes: “procurarás ser siempre un pronóstico feliz para el afligido, y que a su presencia el que se crea cercado de asesinos, se vea libre de ellos, el que tenga su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado, el que viera a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado”.

 

«la mayor recompensa es la mirada de agradecimiento deslumbrada en medio de una cara enlucida por el miedo y el pánico”

 

Uno de ellos define lo que fue el trabajo de los agentes de la Guardia Civil en el incendio del pasado mes de septiembre. Soliveres recordó que el dispositivo formado por todos los cuerpos de seguridad ante la emergencia “superó con creces la prueba” y destacó el “buen trabajo en equipo y la inmensa solidaridad de todos”. Pero se refirió a sus compañeros que “demostraron una pasión por el servicio y el prójimo digna de su condición de beneméritos”. Algunos de ellos se presentaron voluntarios estando libres, de vacaciones o fuera de la provincia.

Soliveres continuó el relato de la noche del 4 de septiembre “estos hombres y mujeres sacaron a personas de sus viviendas en llamas con el fuego a escasos centímetros de sus caras” y reconoció que “la mayor recompensa para ellos fue la mirada de agradecimiento deslumbrada en medio de una cara enlucida por el miedo y el pánico”. Ante esto les dio las gracias y recibieron una sonora ovación de todos los asistentes.

diapilarica005

Los pilares de la Guardia Civil: Lealtad, honor, sacrificio, patria, disciplina y servicio

El teniente subrayó que los agentes esos días se mantuvieron “firmes ante la adversidad, las penurias del servicio diario” y se olvidaron de ellos mismos y de su bienestar “en aras de prestar un impecable servicio al pueblo que hoy nos acompaña”.
Asimismo expuso que los valores de la cartilla, como la lealtad, honor, sacrificio, patria, disciplina y servicio forman “parte los pilares clave que guían” las actuaciones de la Guardia Civil, por eso, remarcó “queremos y debemos mantener firmes estos valores para seguir prestando a España y sus ciudadanos el mejor de los servicios”. Fruto de ello, añadió, es que Xàbia y Benitatxell siguen siendo dos de las localidades más seguras de la Comunitat “tarea que resulta mucho más eficaz con la colaboración de las Policías Locales”, concluyó el teniente.

diapilarica006Por último, Soliveres tuvo unas palabras de recuerdo a los agentes caídos y aquellos que están en la segunda actividad así como para los Ayuntamientos de Xàbia y Benitatxell que colaboran con el cuerpo para “conseguir unas dependencias más seguras, eficientes y dignas para los Guardias Civiles”. Y también tuvo una mención especial para las instituciones públicas y privadas que colaboran desinteresadamente con el cuerpo. En concreto, una de ellas recibió una placa: Lluis Ortolá.

Concluyó sus palabras con el grito de firmes y varios vivas a la Guardia Civil.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, expresó la gratitud de todos los vecinos hacia los agentes por su dedicación en el incendio de septiembre y afirmó “allí estabais vosotros dispuestos una vez más a entregaros para que los demás pudiésemos esta seguros, para avanzar justo a los lugares que la prudencia aconsejaba abandonar, para anteponer como siempre la seguridad de los demás a la vuestra”.

Además, el primer edil hizo entrega a la guardia Civil del escudo de Xàbia para que lo pongan junto a los otros escudos y placas.

Finalmente todos cantaron el himno del cuerpo de seguridad y, tras hacerse la foto de familia en la puerta de la Casa Cuartel, disfrutaron de un ágape.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.