Imagen 01: Joaquín Sorolla. Tartanas, Florencia (1885. Museo Sorolla, inv. 101)

Joaquín Sorolla y las tartanas de Xàbia

25 septiembre, 2019Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 5 minutos

La tartana es un medio de transporte muy común en los pueblos y ciudades antes de la llegada de los primeros vehículos. Se trata de un carromato de madera de dos ruedas por lo general (a veces cuatro ruedas), cubierto por una estructura abovedada y tirado por mulas o burros. Su uso más frecuente era el transporte de personas o el de mercancías.

En la Marina Alta, y en concreto en Xàbia, fue uno de los medios de transporte más utilizado por sus ciudadanos y señores de la pasa junto con los burros o las mulas. Al puerto de Dénia o de Xàbia, llegarían las uvas ya transformadas en pasas a los almacenes para encajonarlas o bien se trasladaban las cajas ya cerradas a las embarcaciones del puerto en carretas y tartanas. El transporte de productos para venderlos entre los pueblos o los desplazamientos personales de los señores burgueses también se realizaban en estos medios. Venía a ser lo que hoy es nuestro coche habitual ya que muchas familias tendrían una tartana para facilitar el trabajo y los desplazamientos.

Imagen 02. Tartana junto al puerto de Dénia. Postal de 1913

Cuando Sorolla venía a Xàbia lo hacía desde Dénia, y por sus cartas no parece que utilizara este medio de transporte sino que lo hacía simplemente montado en un burro, algo que le incomodaba bastante y le llenaba de dolores el cuerpo según nos lo expresa él mismo el 7 de octubre de 1896: no puedo más me rinde el cansancio, tanto he andado y el venir montado en borrico me proporcionó unas agujetas que no puedo mover las piernas”1. Eso no quita que obviamente utilizara en varias ocasiones este medio de transporte para realizar sus excursiones por la Marina, bien porque lo alquilara o bien porque alguno de sus amigos xabieros como Julio Cruañes le invitara a viajar en él. Esto es lo que ocurre cuando vino el 13 de enero de 1919, al llegar a Gata de Gorgos nos dice Sorolla: allí yo creí encontrar a Cruañes con su tartanita, pero como no estaba, alquilamos un ligero y buen cochecito y nos encaminamos a Jávea. Ya andado la mitad del camino vimos la tartanita del gran Cruañes”. Con esa misma tartana Cruañes les llevó por la noche a Gata en donde cenaron y al día siguiente “tomamos un coche con dos muy buenos caballos y carretera arriba y abajo, cruzamos estupendos caminos con montañas fantásticas, amenizadas con muchos y bonitos almendros en flor y por una carretera magnífica hicimos el viaje de este modo”2.

Como es obvio, Sorolla no conoció las tartanas en Xàbia, sino que al ser un medio de transporte habitual en Valencia, España y en Europa, convivió con ellas, las utilizó y las pintó en numerosas ocasiones a través de apuntes rápidos y notas de color.

Imagen 03: Tartana actual participante en la XXX Volta en Carro.

En sus visitas, Sorolla no deja de dibujar y pintar aquellas escenas costumbristas de Xàbia y la manera en que viven sus gentes, reflejando en ocasiones escenas muy cotidianas, queriendo captar un momento concreto de algo que se le interpone en su camino sin esperar a crear una gran composición para llevarlas a un lienzo. Todo puede ser objeto de ser pintado, gentes, paisajes, arquitecturas, naturaleza, mar, trabajos… y dentro de toda esta variabilidad de escenas la tartana en Xàbia también será objeto de ser dibujada por Sorolla

En el Museo Sorolla se conservan dos dibujos de Xàbia datados en el verano de 1900, cuando Sorolla vino por tercera vez junto a su familia, en donde la tartana acompaña a una escena campesina xabiense. Aunque en ambos no hay elementos del paisaje en donde se reconozca Xàbia, queda claro que fueron realizados en esta localidad ya que al pie del dibujo están titulados por el propio Sorolla como “Javea”.

Imagen 04: Joaquín Sorolla. Jávea (1900. Museo Sorolla, inv. 10127)

En el primero de los dibujos titulado “Javea” (13,50 x 20 cm) aparece una escena costumbrista xabiense de unas campesinas, al parecer una mujer adulta y otra niña, que caminan hacia la izquierda. En el centro, las protanistas son dos tartanas de dos ruedas tiradas por una mula. Está realizado con carboncillo y clarión (lápiz de tiza blanca) y el punto de vista de dónde lo toma es en contrapicado, es decir, de abajo a arriba. Este punto de vista así como las composiciones en picado (de arriba hacia abajo) vienen siendo una tónica novedosa en la pintura y que Sorolla lo incorpora a sus obras como resultado de su conocimiento e influencia de la fotografía al haber trabajado con el fotógrafo Antonio García, el que después será su suegro.

Imagen 05: Joaquín Sorolla. Errantes, Jávea (1900. Museo Sorolla, inv. 10146)

El segundo de los dibujos es titulado por el Museo Sorolla como “Errantes, Jávea” (20 x 13,70cm) y de nuevo vuelve a ofrecer una composición costumbrista tomada en contrapicado. También sigue empleando el carboncillo y el clarion para jugar con el dibujo y las luces y sombras. En la escena aparecen una serie de campesinos descansando en un paisaje. En primer plano una persona junto a un niño parecen estar tumbados y tras ellos una mujer sentada con un niño en brazos les mira a los primeros. Otro campesino está llegando de pié con otro niño a sus espaldas y una mujer a la derecha se encuentra en una posición de estar como leyendo. Todos, parecen que son los viajeros de la tartana tirada por una mula que dejan por un momento para haces ese descanso campestre.

Aunque hoy en día las tartanas ya no tienen un uso al haber sido desplazadas por el mundo del motor, no significa que hayan desaparecido y son muchas las personas que aún utilizan este transporte que salen en fiestas o en otros eventos como la Volta en Carro que ya lleva treinta años celebrándose.

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

sorollajavea.wordpress.com

1 PONS SOROLLA, B. y LORENTE SOROLLA, V.: Epistolarios de Joaquín Sorolla: III. Correspondencia con Clotilde García del Castillo (1891-1911).  Editorial Anthropos. Barcelona, 2009. CFS/268, Carta 111. pp. 95-96

2 LORENTE, Víctor, PONS-SOROLLA, Blanca y MOYA, Marina (Ed.): Epistolarios de Joaquín Sorolla: II. Correspondencia con Clotilde García del Castillo. Editorial Anthropos. 2008. CFS/1958, Carta 525, pp. 387-389

Un comentario en “Joaquín Sorolla y las tartanas de Xàbia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.