Opinión: Joca y tiro porque me toca

25 octubre, 2017Por: El Cojo Crítico

2

El ayuntamiento de Xàbia anunció ayer la adjudicación a la empresa Joca de la obra de construcción del auditorio. Un proyecto que será financiado íntegramente por las arcas municipales, con un coste de 2,39 millones de euros. Lejos, muy lejos del humo con pinta de auditorio que vendían las notas de prensa de la Generalitat en 2003 o 2004, cuando el auditorio de Xàbia iba a servir para acoger la programación cultural vinculada a la Copa América de 2007. Promesas que, todo sea dicho, nos creímos a pies juntillas, hasta que nos dijeron en 2011 que la Generalitat estaba en bancarrota.

Se trata de una de las obras más importantes que ha adjudicado el Ayuntamiento prácticamente desde 2011, debido a las restricciones presupuestarias y al corsé financiero al que están sometidas las entidades locales por el gobierno central so pena de incumplir el déficit.

Desde aquel año por importe similar fue adjudicado los trabajos de conclusión del edificio del Portal del Clot, -Ferrovial por 1,8 millones-, el resto de inversiones digamos fuertes han sido planes de asfaltado fundamentalmente.

Por ello es entendible que exista cierta preocupación con esta empresa, como han puesto de manifiesto diferentes comentaristas en esta web, con innumerables enlaces de periódicos con informaciones de su “buen hacer”. A buen seguro que en el equipo de gobierno existe esa preocupación.

Pero la adjudicación viene avalada por la mesa de contratación en la que los técnicos municipales, aquellos que deben velar por el buen uso de los fondos de todos, tienen mayoría, hacen sus averiguaciones y cuestionan a las empresas que participan en los procesos, lo habrán hecho con las que en este caso presentaron su oferta con una baja temeraria (una rebaja superior al 20% en el precio ofertado con respecto al licitado).

Ellos lo hacen, igual que llaman a las empresas locales que no se quieren presentar a los concursos públicos que han convocado para regularizar contratos menores. Es que se vive mejor presentando facturas y yau, como las pagan bien. Ahora son otros tiempos, a buen seguro esas empresas se dirán “la crisis ya ha pasado y no necesitamos que la Casa de todos nos ayude”.

Porque de empresas que son “malquedas” tenemos algunas en la historia reciente de Xàbia, una la que dejó el pueblo empantanado y que fue la adjudicataria al contratar los responsables políticos de entonces, un informe de valoración externo que la aupó casualmente desde el puesto 7 hasta el primero. La otra, la que se fue pitando tras hacer el negocio del siglo con los aparcamientos, las rondas y el edificio. Tras una ristra de modificados en el pliego de condiciones y con los bolsillos bien llenos por el rescate de la concesión. Un rescate que costó nada más y nada menos que 12 millones de euros. Del que cada año abonamos 1 millón de euros a las tres entidades bancarias con las que se formalizó el préstamo (Santander, BBVA y antigua CAM).

2 comentarios en “Opinión: Joca y tiro porque me toca

  1. PREOCUPACIÓN EN XÀBIA POR LA «FIABILIDAD» DE LA EMPRESA QUE CONSTRUIRÁ EL AUDITORIO Y EL ENDEUDAMIENTO DEL MUNICIPIO. Efectivamente, estamos «escaldados» de tanta obra faraónica que luego se queda a medias y pagamos y sufrimos los de a pie. ¿O es que ya no recordamos la vida del casco antiguo antes de las zanjas? Menuda vergüenza. Y lo del portal del Clot y los parking, más de lo mismo; el puente de Triana cayéndose, etc, etc… En la calle existe preocupación, si, la gente no quiere que nuestro municipio se endeude todavia más (recordemos que aún nos quedan 15 millones por pagar a los bancos, lo que se llama deuda viva). Claro que todos queremos la piscina cubierta, un buen paseo en condiciones por el Montañar (esa «senda litoral» que prometian en campaña) y muchas, muchas cosas más, como por ejemplo el mantenimiento de calles y caminos, iluminación, conservación, que los «planes» de asfaltado pasen por donde se necesita y no en virtud de un criterio selectivo que no se hace público, que se limpien todos los caminos y no unos cuantos que, casualmente, coinciden con unos y otros propietarios; en fin, la lista de trabajos pendientes es larga, queda mucho «pequeño urbanismo» por hacer. Por eso no se entiende que, en función de temas electoralistas y para que el auditorio esté acabado justo unas semanas antes de las próximas elecciones, se endeuden todavia más las arcas municipales.

    1. Hola «veins» si así te llamas de verdad. Los comentarios tienen un máximo de 20 líneas. Si quieres escribir un comentario extenso, puedes hacer un artículo de opinión con un nombre real y un DNI. Así te responsabilizas de todos los infundios que deslizas con tus comentarios. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.