Josep Ginestar entrevista a las tres artistas que exponen sus obras en Ca Lambert

2 febrero, 2018Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

La exposición “Tres tramas y un camino”, de Susana G. Ungo, Érica Landfors y Mónica G. Candela, prorroga su paso por el Centro de Artes Lambert de Xàbia hasta el 7 de febrero. Los que visiten esta muestra podrán apreciar cómo se puede hablar de un mismo tema sin limitaciones creativas, generando impacto por su fuerza expresiva y lanzando muchas preguntas que invitan a la reflexión.

ENTREVISTA:
Antes de entrar más en materia habladme de cómo surgió la idea de hacer una exposición entre vosotras tres.
Susana: Erica y yo llevamos varios años exponiendo conjuntamente. La proximidad temática y física del trabajo de Mónica han posibilitado esta exposición.
Erica: Susana y yo llevamos varios años haciendo exposiciones juntas, pero las tres nos conocemos de antes y tenemos amig@s en común, entre ell@s Josep de la Escola de Plàstica Experimental A. Vives, de Gata de Gorgos. Allí surgió la idea de hacer este proyecto juntas, las tres.

El argumento que estructura la exposición es la mujer, ¿me podéis dar los motivos?

Susana: El hilo conductor es el empoderamiento de la mujer. El motivo es claro: la desigualdad estructural entre hombres y mujeres. Para que un colectivo adquiera poder es imprescindible visibilizar los mecanismos sociales que contribuyen a la desigualdad.
Mónica: Nosotras somos mujeres, así que el tema nos atañe directamente. La mujer ha sido menoscabada a lo largo de la historia; en lo cultural, social y político ha estado completamente al margen hasta hace poco, digamos que el sistema patriarcal se alimenta de las desigualdades y especialmente entre hombre y mujer. Ahora las mujeres estamos rompiendo con ese esquema, la lucha por los derechos de igualdad la estamos haciendo en todos los territorios, también en el campo del arte. En “Tres tramas y un camino” partimos de diferentes posiciones y reflexionamos en torno a un mismo hilo conductor: el empoderamiento del género femenino.
Erica: El nexo común entre el trabajo de las tres es ése, o más precisamente, el empoderamiento de la mujer. Aunque desde puntos de partida diferentes, el trabajo de las tres gira alrededor de este tema.

Presentáis tres miradas plásticas sobre este tema, habladme más detenidamente sobre vuestros particulares enfoques.

Susana: A mí me interesa el arte textil, las instalaciones y el collage. Por un lado tengo en cuenta el arte de denuncia pero intento equilibrarlo con el placer de la experimentación, del juego y de la búsqueda poética de la belleza.
Mónica: Mi trabajo está más enfocado a la escultura y no tiene límites a nivel de materiales, sin embargo en esta exposición he querido trabajar con la cerámica por su poder simbólico; la arcilla y la tierra tienen la cualidad de ser nutridoras y sostenedoras, como la mujer. También el barro me une a mi origen, ya que en mi familia hay tradición cerámica, creo que esto me ha ayudado a conectar con mi esencia femenina desde la cual he trabajado. He desarrollado este proyecto a partir de la forma de cuenco como metáfora de vientre, útero o seno, con los que he explorado conceptos como la sacralidad del cuerpo femenino, su poder creativo, su capacidad de resiliencia y superación. Con la obra también muestro el enorme registro emocional que hay en la mujer por estar más conectada a su corazón, lo que a la vez le da una mayor fuerza y resistencia ante las adversidades. Adentrarme en el cuerpo femenino me ha permitido profundizar en su sensibilidad, en un movimiento de fuera hacia dentro, mostrarla como sujeto, independiente, con poder creativo a todos los niveles, con una mente inteligente que aporta ideas, soluciones y mayor sensibilidad a esta sociedad que tanto la necesita.
Erica: Varias de mis obras en Ca Lambert forman parte de un proceso personal de repaso de experiencias duras que he vivido. En el momento de vivirlas pensé que tenían que ver conmigo como persona. Ahora, años después, haciendo las obras, puedo ver que no es así, sino que forman parte de un sistema que oprime a las mujeres. Estas obras son una mezcla entre exorcismo y denuncia, diría yo. Suelo utilizar materiales orgánicos, de la naturaleza, junto con hilos y textiles.

Cada una de vosotras comentad ¿qué artistas mujeres os han interesado como fuente de reflexión?

Susana: Louise Bourgeois, Paloma Navares, Chiharu Shiota…
Mónica: Louise Bourgeois por su audacia, y María Zambrano aunque la estoy empezando a conocer, no es artista plástica pero es artista con las palabras y las ideas.
Erica: Louise Bourgeois es una artista que conocí estudiando en la facultad y desde entonces es una inspiración para mí – su uso del arte como una manera de “mantenerse sana”. Otras que me interesan son Kara Walker, por su intensidad, y Mona Hatoum.


Tradicionalmente la mujer ha estado apartada de la creación plástica salvo puntuales excepciones, la modernidad ha facilitado la introducción del trabajo creativo de la mujer pero también del tema mujer, feminismo, violencia de género etc. ¿que opináis del trabajo de artistas mujeres?

Susana: Sería de justicia que esta pregunta no tuviese que hacerse, que tuviéramos que opinar sólo del trabajo de hombres o de mujeres concretos, y por supuesto que no tuviéramos que hablar de violencia de género. A las mujeres no nos han regalado ningún espacio de igualdad, todos se han conseguido desde el feminismo. Las aportaciones desde el arte en este aspecto no vienen del trabajo de artistas mujeres sino del trabajo de artistas mujeres y algunos hombres feministas.
Erica: Las artistas mujeres son artistas, igual que los artistas hombres. Estos temas indican que todavía no hay igualdad de género y que son temas necesarios.

¿Cómo veis la plástica contemporánea de mujeres en España?

Susana: Como cualquier otro terreno, que queda mucho por hacer. Que la realidad es engañosa, ya que si bien aparentemente se ha avanzado mucho, en los últimos años las cifras hablan de un estancamiento y en algunos casos retroceso de la representatividad de las mujeres artistas en la plástica contemporánea.
Mónica: La mujer sigue estando en segundo plano y algunas instituciones a veces hacen esfuerzos artificiales para que parezca más visible. Hay no obstante colectivos y asociaciones de artistas mujeres en la sombra que sí hacen un trabajo de base y tengo la esperanza de que con el tiempo sean reconocidas.
Erica: Hay artistas estupendas, pero hay también una injusticia evidente: el año pasado, la Asociación MAV (Mujeres en las Artes Visuales) reveló que el porcentaje de mujeres artistas presentes en la feria ARCO 2017 era un 25 %. De ese 25 %, un 5 % eran artistas españolas.

Entrevista realizada por Josep Ginestar, artista y comisario de artes plásticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.