Archivo. La hostelería es uno de los sectores más perjudicados por esta crisis, debido al cierre obligado el pasado 13 de marzo.

Jovempa insta a los consistorios a aplicar medidas directas y urgentes para las empresas locales

2 abril, 2020Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La Federación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante (JOVEMPA), ha remitido a las alcaldías de los principales municipios de las comarcas alicantinas, un comunicado en el que pone de manifiesto la difícil situación que están atravesando las empresas locales y el complicado escenario que se augura para los próximos meses.

En este escrito, JOVEMPA plantea a los consistorios una serie de propuestas aplicables a todos los sectores empresariales que agrupa bajo sus siglas con el objetivo de aportar medidas solventes con el fin de participar en la mejora socio-económica de la provincia y paliar los efectos negativos derivados de la emergencia sanitaria y el estado de alarma.

Con las empresas obligadas a echar el cierre en un ejercicio de responsabilidad, la imposibilidad de muchas de ellas de generar algún tipo de beneficio o ingreso y con otras que permanecen abiertas al haber sido calificadas como “esenciales”, pero que han experimentado un drástico descenso de su actividad.

JOVEMPA considera que los ayuntamientos juegan un papel clave en la actividad económica por su cercanía y relación directa con las empresas, por lo que considera fundamental seguir fomentando vías de colaboración público-privada ágiles y eficaces “como se ha producido hasta ahora”. «Los consistorios deben aplicar medidas de apoyo directo a través de dotaciones económicas de urgencia» que minimicen el impacto la dramática situación que están atravesando los empresarios. Las propuestas son:

Cumplimiento por parte de la Administración Local de los plazos legales de pago de facturas para permitir que las empresas mejoren de forma importante su liquidez y reduzcan su endeudamiento.
Establecer vías de comunicación ágiles entre la Policía Local y las empresas que pueden sufrir hurtos, tanto por ser servicios críticos (como por ejemplo el reparto y despacho de productos farmacéuticos) como por no contar con personal presente debido a su cierre forzoso.
Ayudas directas y específicas, a fondo perdido, para las microempresas y pymes cuyos ingresos se hayan visto total o parcialmente reducidos. Estas ayudas deben estar, sobre todo, dirigidas a paliar la grave situación de cobros y pagos durante esta crisis. Las medidas emprendidas por el Gobierno Central en este aspecto están referidas a la facturación y no a los ingresos reales, dejando fuera a la amplia mayoría de las empresas locales que luchan por no bajar sus persianas. Los pedidos que se han quedado en marcha se facturarán, pero difícilmente podrán cobrarse, quedándose las empresas; fuera del programa de ayudas previsto por el ejecutivo.
Ayudas directas para hacer frente al coste fijo de suministros y arrendamientos inmobiliarios (alquiler de locales) mientras los establecimientos han permanecido cerrados al público o las instalaciones inoperativas (agua, energía, telecomunicaciones etc)
Arbitrar subvenciones o ayudas de bonificación a los propietarios de locales que mantengan al arrendatario con una reducción pactada de su renta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.